Contracrónica: “Futuro”

“El presente es lo más importante, pero el futuro es siempre mejor”. Son palabras de Diego Pablo Simeone al terminar la rueda de prensa posterior a un partido en el que el Atleti, con la clasificación ya medio encarrilada antes de jugar, se jugaba algo más importante que 3 puntos: seguir instalado en el recelo y la tibieza o volver a la senda del carácter y la personalidad perdidos. Jugar a lo que otros dicen que hay que jugar, en virtud de lo que ellos consideran evolución, o ser fiel al estilo que durante los últimos 7 años te ha llevado al lugar en el que estás…  Enigmática frase la del Cholo, que puede ir en la línea de lo que se acaba de apuntar: la victoria es muy importante porque te deja a un punto de la clasificación para octavos, porque te permite devolverle el golpe al rival que hace 2 semanas te dio un repaso, pero sobre todo porque la forma en que se produjo hace que te quites un peso de encima en forma de dudas y fantasmas de cara a lo que viene, reafirmándote en lo que eres como equipo.

Foto: Atlético de Madrid

Decía el polifacético artista italiano Pier Paolo Pasolini que “lo mejor de la vida es el pasado, el presente y el futuro”. Todo está relacionado. El pasado condiciona en mayor o menor medida tu presente y éste marca lo que puede ser el futuro. Anoche el Atleti fue eso: un reflejo del pasado reciente que ayuda, a su vez, a encarar el futuro ligero de equipaje en forma de angustia. Porque si hace 2 semanas el castigo fue excesivo, esta vez el premio fue escaso. Los rojiblancos barrieron del terreno de juego a su rival, que no perdía desde mayo y es líder de su liga, de principio a fin. Y lo hicieron gracias a las señas de identidad que le han definido en la historia reciente con Simeone: presión asfixiante, intensidad, colmillo y verticalidad. Saúl fue Saúl de nuevo, echándose el equipo a la espalda y peleando cada balón como un poseso. Correa y Griezmann fueron desborde constante, Thomas y Rodri pusieron los pulmones y el orden, y Juanfran y Filipe, que tan mal estuvieron en Dortmund, fueron los que siempre han sido. Generosos en lo defensivo y estiletes en lo ofensivo.

Por poner un pero, sigue preocupando el tema de las lesiones musculares. Esta vez le tocó a Giménez. También Lucas terminaría con molestias. Entre medias, Montero tuvo que debutar con el primer equipo nada menos que en un partido de Champions y contra el Borussia Dortmund. Con 19 años, mostró una personalidad impropia de su edad en el centro de la defensa. La factoría de centrales que es la Academia es inagotable. En cualquier caso, no deja de ser preocupante tal plaga de lesiones musculares. Esperemos que se analice y se pueda corregir desde el cuerpo técnico porque no creo que se trate de algo casual.

Al final, 9 puntos y con posibilidades reales de luchar por el primer puesto del grupo. Recuerden que hace justo un año, un tal Qarabag nos dejaba al borde de la eliminación, en un mar de dudas y rezando para que llegara enero. Ya lo ven. Siempre pensando en el futuro…

 

¡Comparte tu Afición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *