28 mayo, 2024

Calma en el Atlético-Dortmund ante la amenaza terrorista

Pese a que el Metropolitano está bajo amenaza terrorista por el ISIS, el Gobierno calma a los aficionados y asegura que está todo controlado.

Atleti Dortmund Estado Islámico Champions

Después de que el Estado Islámico amenazase con atentar en estos cuartos de final de la Champions incluyendo el Metropolitano, el Gobierno ha pedido calma a los aficionados y ha reforzado los protocolos de seguridad para el partido de esta noche ante el Dortmund.

Los integristas lanzaron una imagen el pasado lunes con la frase «kill them all» (matadlos a todos) y las localizaciones de los cuatro estadios que acogerán la ida de los cuartos de final de la Champions, incluyendo los dos coliseos de Real Madrid y Atlético de Madrid.

«España es uno de los países más seguros del mundo»

Eso ha dicho el Ministro del Interior, Fernando Grande Marlasca, además de afirmar que existe una coordinación constante entre Ayuntamiento, Comunidad de Madrid y Gobierno Central para poder prevenir cualquier posible amenaza terrorista, así como tener un protocolo de respuesta férreo en caso de que se dé. Según el propio Marlaska, la gente puede «Desarrollar su vida cotidiana con la tranquilidad de que España es uno de los países más seguros del mundo«. Por otra parte, no hubo ningún incidente en el Santiago Bernabéu, por lo que es de suponer que no tiene porque haberlo en el Metropolitano en el duelo de esta noche.

Francia también se refuerza

Las autoridades galas también han aumentado las medidas de seguridad, ya considerables por los grupos ultras del Paris Saint Germain y la rivalidad que los de la capital del Senna mantienen con el FC Barcelona. El Parque de los Príncipes también se incluye en la amenaza y la llamada «Ciudad del Amor». Han sido víctima constante de este tipo de ataques, por lo que desde el gobierno del país vecino también han llamado a dar un refuerzo a la seguridad, pero sin detalles concretos.

Todos esperamos vivir una noche de fútbol tranquila y seguramente la podamos vivir.

Deja una respuesta