16 abril, 2024

CRÓNICA. El Atlético sueña en el Metropolitano

Gracias a la gente. Porque no se lo merecen. Porque arrastras el escudo no está permitido. Pero el Atleti – Inter de Milán tiene un campeón.


Tras el batacazo en casa del Cádiz, el Atleti regresaba a su feudo para enfrentarse al Inter de Milán en el partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones. Una noche de 4 actualizaciones disponiblesensueño.


Comenzaron muy fuertes los rojiblancos asediando el área interista, especialmente Samuel Lino que tuvo una ocasión clara en el minuto 6′, obligando a Sommer a tapar el disparo del brasileño. Minutos más tarde, en una contra, Oblak detuvo hasta en dos ocasiones los lanzamientos de Denzel Dumfries, que se marchaba casi solo en carrera. Daba la sensación de que, con poco, el Inter podía hacer daño con espacios, pero Witsel estuvo imperial para tapar cualquier intentona neroazzurra. Morata la tuvo de cabeza poco antes de cumplirse la primera media hora de juego, pero Sommer atrapó su buen remate. Siguió insistiendo el Atleti sin éxito, pero no dejó de pelear para desbloquear el marcador. Pero llegaría el primer jarro de agua fría: Dimarco anotaba el 0-1 en el 32 tras un ataque por banda izquierda, y rematando a placer. En la siguiente jugada, Griezmann remató a placer un rebote de la defensa interista y rápidamente puso el empate en el marcador. El VAR intervino para delimitar si existía fuera de juego pero, al tratarse de un rebote del rival, el gol se dio por válido. Rápida respuesta del francés para devolver la diferencia de 1 gol en la eliminatoria. Y con el Atleti volcado al ataque y neutralizando parcialmente la salida de balón interista, Szymon Marciniak decretó el final de los primeros 45′ en el Metropolitano.

Ya en el segundo tiempo, los de Simeone encadenaron varias acciones de peligro mediante remates de Morata y Griezmann. En el 71′, entraron Riquelme y Correa por Lino y De Paul. Morata y Molina fueron sustituidos por Memphis y Barrios en el 78′. El Inter, por su parte, realizó cambios defensivos para tratar de defender el resultado y el área propia, especialmente. Y, en el 87, habiendo tenido un disparo al palo en la jugada anterior, Memphis Depay recibió casi desprotegido en el punto de penalti y definió a las mil maravillas para poner el 2-1 y empatar la eliminatoria para, al menos, forzar la prórroga. Y, en la última jugada, Griezmann envió un pase perfecto para Riquelme…pero el canterano envió su disparo por encima de la portería de Sommer en lo que podía haber sido el 3-1 para sentenciar la eliminatoria. 

En la primera parte de la prórroga, el Atleti tomó la iniciativa y, aunque tuvo una clara Thuram, Memphis respondió con un remate que Sommer atrapó. Por sorprendente que pueda parecer, el propio Thuram agarró con fuerza las partes íntimas de Savic, siendo revisado en el VAR pero sin más importancia.

Simeone introdujo a Saúl por un Antoine Griezmann que daba la sensación de estar exhausto, después de hacer un esfuerzo por estar disponible para el encuentro y todo el trabajo que realizó en el mismo. No pasó nada…y la elimintoria se decidiría desde los once metros.

El primer turno fue interista, con Calhanoglu realizando una demostración de cómo tirar el penalti perfecto. Memphis no se quedó corto y decidió replicar el lanzamiento. Oblak adivinó y detuvo el lanzamiento de Alexis Sánchez, Sommer hizo lo propio con Saúl y el esloveno repitió con Klaasen. Acerbi convirtió su lanzamiento, Correa hizo lo propio…y el Metropolitano estalló de alegría y emoción tras ver cómo el lanzamiento de Lautaro Martínez se iba directo a las nubes. El Atlético de Madrid está en los cuartos de final de la Uefa Champions League.

Deja una respuesta