16 abril, 2024

Novedades y sorpresas en el proyecto de la Ciudad del Deporte

Las obras de la Ciudad del Deporte del Atlético siguen su curso y traen novedades en cuanto a avances en las mismas e incorporaciones de última hora.

Obras Estadio Metropolitano

Las obras de la Ciudad del Deporte del Atlético siguen su curso y traen novedades en cuanto a avances en las mismas e incorporaciones de última hora. Un proyecto que, como se informó tanto en su presentación como a través de diferentes medios, contará con cinco parcelas en las que se dividirán las adjudicadas al Atlético de Madrid como las que están a cargo del Ayuntamiento de Madrid. En julio de 2022 se mostró el plano final del proyecto y las diferentes instancias que formarían parte del mismo. Un proyecto que, sin duda, ayuda a crecer tanto al club como a los vecinos del barrio de Las Rosas y, por ende, a la ciudad de Madrid, del que se espera que 2024 sea el año de su despegue y en 2025 funcione a pleno rendimiento.

Antes de entrar en materia, conviene recordar las partes en las que se divide la Ciudad del Deporte del Atlético. Lo primero, se trabaja en dos nuevos accesos para mejorar la circulación de los vehículos, especialmente en días de partido y que, a priori, deberían estar terminados antes de que concluya la presente campaña. Posteriormente, se pasaría a trabajar en las obras de las distintas parcelas. 25 millones costarán esos nuevos accesos.

Se construirá un estadio de atletismo que venía siendo queja habitual de los vecinos desde hace varios años, tras conocerse que la antigua Peineta pasaría a ser el estadio del Atlético. Además de dicho estadio, se construirán dos campos de fútbol (uno de fútbol 7), un centro municipal con cuatro canchas polideportivas cubiertas, cuatro pistas de pádel, edificios para servicios y parkings. Las obras se prolongarán 18 meses, quedando licitado en el primer semestre de este año y costando unos 16 millones de euros, de los 133 que invertirá el club para construir todo el complejo.

En la tercera parcela se edificará el Centro de Alto Rendimiento, que constará de 5 campos de entrenamiento (y no 6 como se especificó en primera instancia), un miniestadio que pasará de 6.000 a 5.000 espectadores, donde jugarán tanto el Atlético de Madrid B como sus equipos juveniles (y no la sección femenina como se indicó en la presentación), un gimnasio, un centro médico y de rehabilitación, un media center y más plazas de parking. La inversión definitiva rondaría los 50 millones de euros

Y he aquí la gran novedad del proyecto. Si no era suficiente contar con una playa artificial que, según dicen, ocupará el tamaño de dos campos de fútbol, se incluirá en la cuarta parcela un centenar de puestos de golf al aire libre, a cargo de la empresa especializada estadounidense Topgolf. Será el primer proyecto de este tipo en España, que contará con sistemas de vídeo y pantallas en cada puesto, como si de una partida de bolos se tratara, para monitorizar cada golpe. Estará rematado por varios restaurantes y recintos de música y ocio, además de zonas para practicar el pickleball, un deporte de raqueta que ha ganado miles de adeptos.

Toca hablar de la famosa playa artificial. Una playa que será diseñada y construida por las empresas Stoneweg y Teras Capital. Será una laguna artificial del tamaño de dos campos de fútbol, que permitirá la práctica del surf, con más de 20 tipos de olas. Allí se podrá practicar también voley y fútbol playa. Habrá un skatepark y zonas con tirolina. También puntos donde disfrutar del patinaje, la escalada o el jumping. Todo ello, junto a varios restaurantes. 

Por finalizar, está en duda el uso que se le dará a la quinta y última parcela. En principio, el dinero restante estaría destinado a levantar un hotel, pero parece que ha habido un giro de guión y se planea también edificar un complejo universitario, una clínica, más restaurantes y su correspondiente parking. Solo hay una condición: nada de viviendas. 

Deja una respuesta