27 mayo, 2024

CRÓNICA. El filial suma tres puntos sufriendo como nunca

Después de conseguir un importante punto en Algeciras, el Atlético de Madrid B volvía al Cerro del Espino para enfrentarse al Recreativo Granada por primera vez en su historia. Eso sí, sufriendo mucho más de lo esperado.

El equipo salió a por todas en el tramo inicial del primer tiempo, gozando de varias ocasiones claras. La que más, procedente de un robo de Assane en salida de balón donde consiguió irse solo en el mano a mano frente a Adrián López, pero del ímpetu de la propia jugada el centrocampista se quedaba sin fuerzas y envió un disparo muy blandito. Y comenzaban los problemas para los rojiblancos: en una jugada fortuita, Ilias Kostis se tendió en el suelo abatido por el dolor y tuvo que ser sustituido. Aparentemente sufrió un esguince de tobillo por el que no pudo continuar, siendo Mariano su sustituto. Por fortuna, el filial abrió el marcador gracias a la asociación entre Salim El Jebari y Adrián Niño quien, tras encarar y recortar a su par, batió al meta granadino para poner el 1-0 en el marcador. El equipo siguió buscando ampliar la ventaja y Marco Moreno remató a placer un córner botado por Mario Maroto para hacer el 2-0.

Pero, como siempre, se sucedieron los problemas uno detrás de otro en forma de goles. Tevenet realizó cambios que, en primera instancia, no ayudaron a controlar y rematar el partido. Salim y Niño precisamente fueron los sacrificados por Calatrava y Nabil y, a partir de ahí, el equipo se cayó. A través de un córner, Nico van Rijn (central que sonó con fuerza para reforzar la zaga de nuestro filial) anotó cómodamente el 2-1 y, cuarto de hora después, en un desbarajuste entre Marco y Mariano, Philip Osei empató el encuentro. Jarro de agua fría para los de Tevenet, que veía cómo se escapaban otros dos puntos. La suerte decidió caer del lado local y Assane remató en la línea un balón asistido por Marco Moreno que previamente había sido lanzado por Cala. En el descuento, van Rijn realizó una fuerte entrada que, afortunadamente, no afectó la integridad de Alejandro Mestanza, pero por la intención de la misma fue expulsado, provocando una pequeña tangana fruto de la frustración de los visitantes al escapárseles el partido.

De esta manera, el Atleti B escala una posición y se sitúa, momentáneamente, 13º con 17 puntos, esperando el resultado del partido del Alcoyano, precisamente el próximo rival del filial.

Deja una respuesta