CRÓNICA. Victoria de autor en Róterdam

El Atleti Juvenil arrebató al Feyenoord el primer puesto del grupo tras vencer por la mínima en un partido muy serio de los de Torres.

Feyenoord Atleti Juvenil

El Atleti Juvenil arrebató al Feyenoord el primer puesto del grupo tras vencer por la mínima en un partido muy serio de los pupilos de Fernando Torres.


Después de perder 2 puntos en el tramo final del encuentro en casa del Leganés, el Juvenil A llegaba al duelo europeo con la obligación de llevarse los 3 puntos de vuelta a Alcalá de Henares. Un partido dominado de principio a fin por los rojiblancos, donde el Feyenoord quedó completamente anulado e incómodo hasta para salir de su propio campo. El equipo supo leer en todo momento lo que demandaba el partido y actuó en consecuencia, siendo contundente en la parcela defensiva, con la máxima intensidad en los duelos y segundas jugadas posteriores, e implementando un juego combinativo y vertical con el que se sometió a los holandeses.

Sin duda, aunque no participó en el gol, el mejor del partido fue Darío Frey. El ‘6’ estuvo activo a la hora de interceptar, ganar duelos contra un rival muy fuerte físicamente y ayudando a la confección de las jugadas. La zaga también se hizo notar defendiendo en área propia, pues el rendimiento de Gero Spina, Javier Boñar y Félix fue más que notable. Por bandas, Julio Díaz y Rosado cogieron suficiente altura como para que los rivales estuvieran indecisos a la hora de decidir a quién defender, y Rayane Belaid fue el encargado de impartir la magia en el centro del campo.

Antes del tardío gol, el Atleti tuvo varias ocasiones claras para convertir, incluyendo 3 disparos a la madera que pudieron hacer mella en la mentalidad de los atacantes pero, por fortuna, no sintieron desesperación para marcar, pues era cuestión de tiempo que el marcador se desbloqueara. Con algo de suerte, pero no por ello desmerecido, el tanto rojiblanco llegaría en el minuto 81, después de que el guardameta rival cometiera un grave error en salida que aprovecharía Rayane para interceptar y asistir a Iker Luque que, con algo de fortuna, envió el balón al fondo de la red. El premio al trabajo, al esfuerzo y la constancia para uno de los jugadores más infravalorados del plantel que, de a poco, está colándose entre los más destacados del Juvenil A.

Con esta victoria a modo de revancha por lo sucedido en el partido en Alcalá, el Atlético de Madrid se sitúa en primera posición, adelantando y aventajando al Feyenoord en 2 puntos, y valiéndole el empate en la última jornada para clasificar a los octavos de final. En esa última fecha, se enfrentarán a la Lazio el miércoles 13 de diciembre a las 16:00 en Alcalá de Henares en lo que, a priori, será un partido cómodo pues los biancocelesti cayeron en casa contra el Celtic por 0-2, siendo los escoceses un equipo poco competitivo.

Deja una respuesta