16 abril, 2024

CRÓNICA. Empate con sabor agridulce en Majadahonda

Tras la derrota, la necesidad de victoria del Atlético B era crucial, pero no pudo pasar del empate frente al Mérida, un histórico.

Atlético B Mérida Primera RFEF

Tras caer en casa del líder, el filial necesitaba reencontrarse con la victoria para no caer en una mala dinámica. A pesar de ello, el Atlético B no pudo pasar del empate frente al Mérida, un histórico.


El partido tuvo tramos donde cada equipo dominó e intentó imponerse en las ocasiones. Diego Bri, Salim y Aitor Gismera fueron los más destacados de la primera parte, ayudando al filial a conseguir acercarse de a poco a la meta rival. Pese a ello, el Mérida defendía cómodamente, fruto del trabajo de su técnico interino David Rocha. Ambos equipos merecieron abrir la lata, y a punto estuvo el Mérida en la recta final cuando Iturbe realizó una parada providencial para repeler un disparo a bocajarro de los emeritenses.

En la segunda parte, Tevenet movió ficha y dio entrada a Mestanza, Calatrava, Abde, Niño y Boñar. Especialmente este último fue clave para que el Atleti B terminara puntuando. Sin embargo, para no adelantar acontecimientos, hay que mencionar la fragilidad defensiva en los centros laterales. De nuevo, de esta forma llegaría un nuevo gol del rival, donde Bonaque remataría al palo más lejano tras un centro lateral desde la banda derecha. Tuvo todo el tiempo del mundo para controlar, perfilarse y disparar. 0-1 para los visitantes y el panorama se ponía cuesta arriba. Pero no estaba todo dicho. Como decía antes, Boñar fue uno de los destacados y el que explica por qué el filial terminó puntuando e incluso pudo haberse llevado la victoria. En una de las múltiples intentonas de los rojiblancos por su lado, con toda la calma del mundo, recortó y cedió a Calatrava para que éste enviara su disparo colocado al palo más lejano e introdujera el balón en la portería visitante. Es más, en la penúltima jugada del partido, el equipo pudo haber ganado tras el potente disparo de Pablo Pérez que acabaría impactando en la madera. El centro, obra de Boñar también. Abde vería la segunda amarilla y, por tanto, expulsión por simular un penalti cuando recibió en carrera y, al ver que había poco espacio entre él y el portero para definir, decidió regatearlo.

Atleti B y Mérida se repartieron los puntos en Majadahonda. El día 5 de noviembre, a partir de las 11:30, el equipo viajará hasta Melilla para enfrentarse a un viejo conocido de la pasada campaña, en el Álvarez Claro, con el objetivo de sacar los tres puntos y cortar la mala racha de resultados ante dicho club.

Deja una respuesta