16 abril, 2024

CRÓNICA. Reparto de puntos en la reedición de la ‘Batalla de Glasgow’

Celtic Glasgow Atlético Champions

Una nueva ‘Batalla de Glasgow‘ dejó un nuevo empate entre el Celtic y el Atlético en un partido marcado por el arbitraje de Champions League. De Paul acabó expulsado y el cuadro de Simeone es segundo de grupo.


Al igual que en Vigo, mal inicio de los colchoneros que se extendió en el tiempo en Celtic Park. El problema, que el cuadro escocés se adelantó en el marcador tras una gran pared que Kyogo envió al fondo de la red. Error defensivo de Javi Galán, que sufrió y mucho en su primera titularidad como rojiblanco. Un gran golpe en la reedición de la ‘Batalla de Glasgow‘, que estaría marcado por el arbitraje del alemán Zwayer.

Un primer tiempo que parecía tornar a colchonero, cuando una gran combinación entre argentinos dejó a Nahuel Molina en el interior del área, que fue derribado por Taylor y el árbitro no dudó en señalara los once metros. Y ahí fue Griezmann… El punto de penalti y la máxima competición europea… Pero tras fallar el penalti, el francés recogió el rechace y mandó el balón al fondo de la red. Empataba el Atlético que veía más cerca la victoria, pero otra vez, nuevo mazazo local. Otra nueva acción por el lateral, ahora el de Nahuel Molina, que acabó en las botas de Maeda, en el segundo palo, para volver a adelantar a los locales.

Y cuando mejor estaban… apareció el árbitro

El segundo tiempo arrancó con un Atlético mucho mejor y que remó para la remontada de la contienda. Tras la victoria del Feyenoord, era necesario ganar para seguir líderes del grupo. Algo que se haría cuesta arriba por la disparidad arbitral, mostrando primeras amarillas muy discutibles, entre ellas a De Paul, que se marcharía antes de tiempo. Pero antes de ello, apareció un Morata, que no falló, tras un centro perfecto de Llorente y que envió en plancha al fondo de la red. Volvía el empate y ahora con dominio total de los rojiblancos.

Un partido que se volcaba sobre la meta de Hart, con opciones de sumar una victoria que se acercaba hasta que a falta de diez minutos, Zwayer expulsó a De Paul. Balón dividido, soltó el pie el argentino y vio la segunda cartulina. A partir de ahí y sabiendo de las necesidades de puntuar, el cuadro colchonero no se acercó sobre la portería local y firmó un nuevo empate en la reedición de la ‘Batalla de Glasgow’.

Ahora, ganar es primordial en casa ante el cuadro de Glasgow para encarrilar la clasificación en la Champions League. Pero antes, toca volver a La Liga.

Deja una respuesta