CRÓNICA. Victoria de refuerzo en el derbi

Madrid CFF Atleti Femenino

El Atleti Femenino afrontaba el segundo derbi en dos semanas visitando al Madrid CFF en el Antiguo Canódromo de Madrid. Las locales, situadas en sexta plaza a cinco puntos, el Atlético séptimo buscando acortar distancias con el cuadro blanco. Un partido que, sobre el papel, o mejor dicho en el once, traía muchos cambios. Deyna no estaba convocada y en los extremos reaparecían Duggan y Knaak. Un encuentro que empezaba siendo digno de la apretada clasificación. El Madrid CFF salía con su orgullo local, muy ofensivo y se hacía con el esférico en los primeros compases. Ni un minuto había pasado y ya se paseaba un balón peligroso por el área pequeña de la meta defendida por Peyraud Magnin. Las de Sánchez Vera tenían problemas para conectar en salida de balón en los primeros minutos, por lo que servía más el balón largo al espacio que el construir. Los primeros diez minutos no entrañaron más ocasiones locales y las visitantes solo probaron suerte con una falta que se iría alta. Fue ya en el 20′ cuando el Atlético tuvo la primera llegada real. Ludmila le robo el esférico a las centrales en una salida del Madrid CFF, encaró portería y chutó, a media altura fácil para Paula Ulloa.




A medida que se acercaba el descanso los equipos buscaron el gol. El primero en intentarlo tras este trance sin ocasiones claras fue el conjunto colchonero. Leicy dribló en área rival y disparo con el interior, directamente rozando el palo de la portería de las blanquinegras. Y ya al filo del descanso se vio un intercambio de golpes. Primero Knaak se adentró en el área y tras un bote mando el esférico por alto. Y replicó el Madrid CFF con un disparo directo a saque de puerta. Y con esto, sin ocasiones claras de gol moriría la primera mitad.

UN GOL DECIDIRÍA LA CONTIENDA

Daba comienzo la segunda mitad y el guion iba a dar una vuelta entera de hoja. Quién sabe si ha sido la charla de Sánchez Vera o la necesidad de puntos. El Atlético Femenino fue creciendo desde el arranque de los segundos 45′ minutos. Pese a ello el Madrid CFF apretó en los primeros 10 minutos, primero con un disparo que tuvo que sacar la zaga cuando ya se encaminaba la pelota a la portería de Peyraud Magnin, después con otro golpeo alto. A partir de ese instante la contienda se tinto de rojo y blanco y Paula Ulloa se vistió de salvadora para las locales. Primero Ludmila le dejaba a Leicy un balón muerto en el punto de penalti. La colombiana disparaba a bocajarro y ahí apareció Ulloa con una estirada sensacional para evitar el 0 a 1.

Y lo volvería a hacer, esta vez con una parada ya calificable de milagrosa, sacando la mano mientras volaba desde el suelo para repeler un tiro de Strom con la portería vacía. Las ocasiones se iban convirtiendo en una constante para las de Sánchez Vera. Pero si antes fue Ulloa quien salvo al Madrid CFF, ahora lo iba a hacer Peyraud Magnin con otras dos obras de arte para salvar al Atleti Femenino. Con dos disparos muy similares, bajos, a su palo zurdo, la guardameta gala voló a ras del suelo para acabar con cualquier peligro. Seguía y seguía apretando el Atlético en busca de los tres puntos, con un Madrid CFF ya replegado y que hacía daño a la contra. Y en esas embestidas contra el muro local, cedería por fin. Ludmila, desde poco más allá del medio campo, sacaba un misil, un cohete, un auténtico disparo que era tan imparable que petrificó a Paula Ulloa en el sitio. 0 a 1 para el Atlético. Con una Ludmila que lo celebraría haciendo una voltereta.

Victoria agónica y que manera mejor de hacerlo que con golazo y tres puntos en el bolsillo para las de Sánchez Vera. Ahora, a seguir trabajando y con la Copa entre ceja y ceja.

Deja una respuesta

¡Únete a nuestra Newsletter!¿Nos ayuda y estas informado al día de la actualidad?

Únete a nuestra newsletter para estar al día de toda la información del Atlético de Madrid, La Academia y el Femenino...

¡No te lo puedes perder!

¡¡Gracias!!