Contracrónica: “El plan”

Villarreal Atleti

Decía Simeone en la rueda de prensa previa al partido en el Estadio de La Cerámica que este equipo siempre tiene un plan, gane o pierda, y eso es lo que le dejaba más tranquilo. Antes de llegar a este partido, había tocado perder consecutivamente en Liga y en Champions. El último día de un mes de un desafortunado mes de febrero, el Atleti conseguía romper la dinámica negativa en un partido dificilísimo ante el Villarreal. Un partido en el que se demostró lo que el Cholo decía un día antes: había un plan. El equipo tiró de orgullo, casta, carácter y jerarquía para llevarlo a cabo hasta dejarse el alma y traerse de vuelta 3 puntos más necesarios que nunca, aprovechando al máximo las escasas opciones que ofreció el Villarreal, que también se dejó la vida hasta el último aliento del partido.




Desde el pitido inicial no pararon de sucederse alternativas y cambios de esquema para intentar imponer el ritmo que cada uno buscaba. Empezó el Atleti con defensa de 5, pero rápidamente cambió al clásico 4-4-2, con Lemar ayudando a Hermoso ante las constantes acometidas de Chukwueze. Una pesadilla toda la noche por la banda derecha de los locales. Por parte de los visitantes, era Llorente el que, una vez más, canalizaba todas las jugadas de peligro, intercambiándose constantemente la posición con Correa. Una de esas incursiones de Llorente por la banda derecha acabó en el córner que dio origen al primer gol. Correa sacó en corto para Lemar, que puso con exquisitez un balón al segundo palo que remató Savic, paró en primera instancia Asenjo y terminó arrastrando Pedraza hasta el fondo de la portería. Burgos Bengoechea anuló el gol por indicación de su juez de línea y empezó la revisión de la jugada por parte del VAR durante aproximadamente 5 minutos en los que, tras sucesivas repeticiones, no se apreciaba ni fuera de juego ni falta de Savic que saltó con una pulcritud absoluta ganando la posición.

Fueron 5 minutos eternos buscando cualquier excusa para anular el gol, como ya se hizo una semana antes ante el Levante. 5 minutos en los que se buscaron antecedentes penales y multas de tráfico pendientes del pobre Savic. No había nada y tuvieron que dar el gol. No quedaría ahí la cosa. Rozando ya los 2 minutos del añadido al primer tiempo, una jugada aparentemente intrascendente en el medio campo acababa con un golpe totalmente fortuito de Lemar a Capoue en la cara. Golpe precedida de una obstrucción de este último. Otros 5 minutos revisando, primero por el VAR y después por el propio colegiado a pie de campo. Estas acciones hacían presagiar que iban a expulsar a Lemar por un lance totalmente fortuito. Cuando el árbitro hizo el gesto del televisor y se fue a buscar las tarjetas se nos heló la sangre… hasta que sacó una amarilla… Hasta ahora nos habían explicado que si se revisaba una posible roja o se sacaba roja o no se sacaba nada. Pues Burgos Bengoechea se sacó de la chistera una amarilla. Siguió jugándose el partido hasta el minuto 50, porque al señor colegiado le dio la gana. Como le dio la gana pitar una falta peligrosísima de Felipe (que no era) junto a un costado del área en el 49 rojiblanca.

El Villarreal – Atleti y el arte de defender

La segunda parte arrancó, con otra amarilla a Saúl en la primera falta que cometió. Al limbo se fueron mucho antes las constantes faltas sufridas por Llorente o Koke, ni siquiera pitadas en muchos casos… En cuanto al juego, el Atleti salió mucho más decidido a la yugular de su rival. Un descomunal remate de Suárez dentro del área tras fallo de Pau fue salvado milagrosamente por Asenjo, que volvió a lucirse en un intencionadísimo tiro raso de Correa. Fue el preludio al gol de Joao Félix, que se reencontró consigo mismo sustituyendo en el descanso a Lemar. Una buena jugada conjunta acabó en la banda derecha con un centro de Vrsaljko. Pau rechazó de cabeza en la central y el balón le cayó a Joao que controló y fusiló junto al palo derecho de la portería de Asenjo.




A partir de ese momento, llegaron los mejores minutos del Villarreal, que encerró al Atleti en su área, incapaz de ligar 2 pases seguidos. El asedio acabó agigantando la figura de Oblak que sacó varias manos milagrosas. También hubo un balón al palo. Semanas atrás, los rivales marcaban con muy pocas llegadas. Esta vez el Villarreal llegó y tiró mucho, pero no encontró recompensa. Tampoco pudo el Atleti perforar la portería del Levante hace una semana tras 20 tiros. Fútbol.

El partido fue muriendo lentamente, con el Atleti achicando balones y el Villarreal muriendo de pie. Había que ganar como fuera. Se ganó, y se hizo siguiendo el plan. Ese que no se debe abandonar en el próximo partido.

Deja una respuesta

¡Únete a nuestra Newsletter!¿Nos ayuda y estas informado al día de la actualidad?

Únete a nuestra newsletter para estar al día de toda la información del Atlético de Madrid, La Academia y el Femenino...

¡No te lo puedes perder!

¡¡Gracias!!