Contracrónica: «Casi…»

Atleti Real Madrid

Cuando estás avasallando al Real Madrid como le avasalló el Atleti durante a más de una hora, ya puedes estar haciendo el partido de tu vida, que eso no te va a garantizar que vayas a ganarles. Porque el Atleti no dudó desde el minuto 1 y se tiró a la yugular de su rival, sin las contemplaciones de otras veces. Presión asfixiante, intensidad en los duelos y electricidad con el balón. Combinaciones precisas a la velocidad de la luz, con Koke como jefe de operaciones, ayudado por Lemar, Carrasco y Llorente, que no paraban de moverse de dentro hacia fuera y de fuera a dentro. Todo para asociarse con Suárez, un titán a la hora de estirar al equipo, o con Correa, mucho más desafortunado ayer.




Fue al cuarto de hora, cuando Trippier, que no parecía haber estado más de un mes sin jugar por esa absurda sanción de la Federación Inglesa, vio cómo Llorente echaba a volar, aprovechando una gran maniobra de arrastre sin balón de Correa. Marcos desarboló a Nacho y con él a todos los blancos. La echó al desmarque de Suárez y éste definió magistralmente ante la salida de Courtois. 1-0 y los rojiblancos desatados. Lejos de guardar la ventaja, el Atleti siguió repartiendo golpes a su rival, constantemente acorralado contra las cuerdas. Carrasco volaba, Lemar picaba una y otra vez entre líneas, Llorente se venía a ratos junto a Koke y a ratos se intercambiaba con Correa, mientras que los blancos apenas pasaban del centro del campo, corriendo como almas en pena detrás del balón.

Pero claro, ellos no necesitan nada para hacer daño. Un córner aparentemente intrascendente acabó con el balón rozando el brazo de Felipe. Ya estaba liada. Después de un rato de comunicación entre el árbitro y el VAR, Hernández Hernández terminó yendo a visionar la jugada: el balón por el aire, tres jugadores saltan delante de Felipe, que no ve un balón que de repente ve chocarse contra su brazo, que no estaba ocupando ningún espacio antinatural. Velasco Carballo seguramente hubiera pitado penalti, como hubiera expulsado a Lemar hace una semana en Villarreal, pero a pie de campo el árbitro interpretó involuntariedad. Primer susto de la tarde.

El Atleti se hundió, el Real Madrid empató




La segunda aparte, arrancó con el mismo vendaval, pero empezó el festival de oportunidades perdidas que contra este equipo se termina pagando, sí o sí. Las contras eran casi letales… casi… Primero fue Courtois, salvando un mano a mano de Carrasco que Llorente casi culmina en el rechace de la única manera que podía. Salió alta por un palmo. Después fue otra vez el belga el que salvó un remate forzado de Suárez en el área pequeña, antes de que Correa fallara dos sencillos pases para dejar en mano a mano al uruguayo. A partir de ese momento, el Atleti se hundió físicamente. Los cambios no dieron el fuelle que Simeone pretendió y los blancos acabaron por encerrar a los locales. Posiblemente, el Cholo erró sustituyendo a Lemar y no a Correa, que desde el principio no tuvo su día. El caso es que Saúl jugó encogido y Joao Félix directamente, no jugó, desaparecido en combate de manera sospechosa. Tampoco compareció Kondogbia, incapaz de contener ni de aportar oxígeno a un Koke muerto de correr durante todo el partido. Finalmente, una contra no finalizada por Saúl, como es menester en estos casos, acabó con la jugada del 1-1 en el 88 y con el Atleti perdiendo 2 puntos que tenía ganados. Esta vez, nada que echar en cara a la hora de afrontar el partido. Si, a la hora de remacharlo cuando se pudo hacer.

Al final, lo mejor son los pocos cambios en la cabeza de la tabla, antes del partido comodín del miércoles, que viene en el momento más necesario para coger aire y ventaja antes de entrar en la Liga de Luis Aragonés, la del último tercio. Pudo haber sido un golpe encima de la mesa. Se quedó en el casi… pero paciencia. Llegará.

Un comentario sobre «Contracrónica: «Casi…»»

Deja una respuesta

¡Únete a nuestra Newsletter!¿Nos ayuda y estas informado al día de la actualidad?

Únete a nuestra newsletter para estar al día de toda la información del Atlético de Madrid, La Academia y el Femenino...

¡No te lo puedes perder!

¡¡Gracias!!