Contracrónica: «Personalidad»

Llevaba el establishment desde lunes encendiendo los ánimos acerca de un posible bajón del Atleti, después de que el Celta consiguiera empatar in extremis y que el Madrid venciera a los todopoderosos Huesca y Getafe consecutivamente. De repente, la Liga había pasado de estar cerrada y sentenciada en favor de los rojiblancos a todo lo contrario. Los periódicos publicaban sus cuentas de la lechera de aquí al derbi del 7 de marzo, dentro de esa bipolaridad a la que están acostumbrados en función de la inmediatez del momento. Todo por un empate, sin tener en cuenta que el Atleti había ganado anteriormente 15 de los últimos 16 partidos de Liga, en una dinámica positiva más que consolidada.




Llegaban los del Cholo al difícil campo del Granada sin Joao Félix, Lemar y Dembélé, con coronavirus, sin Trippier, sancionado por algo que no hizo aquí, con la baja de última hora de Vitolo, con gastroenteritis aguda, recuperando primero a Carrasco y pocos días después a Hermoso y con un banquillo diezmado, formado solamente por 5 jugadores de campo. Aun así, todo lo que no hubiera sido conseguir la victoria en Granada hubiera significado más leña al fuego del desplome del Atleti y el resurgir de su vecino blanco hacia el título de Liga.

Afortunadamente, ahí están Simeone y su plantilla, que nunca han dejado de tener las cosas claras en cuanto al doble juego de la prensa sobre el favotitismo al título y que nunca han esgrimido ninguna excusa o queja ante calendarios, bajas o el hecho de tener que jugar la ida de Champions como local en Bucarest, nada menos que a 3.000 kilómetros de distancia, en otro ejemplo más del caciquismo en el que se suele mover la UEFA. A pesar de todo ello, el Cholo y sus jugadores han seguido a lo suyo sin quejarse lo más mínimo, echando toneladas de personalidad para llevarse los 3 puntos del Nuevo los Cármenes ante un complicado rival que nunca pone las cosas fáciles.

Porque si hay algo que tiene el Atleti es personalidad y una plantilla comprometida que hace que la ausencia de hombres tan importantes, apenas se note. Correa, Llorente, Carrasco, Hermoso, Koke y Suárez, aún sin marcar esta vez, se multiplicaron para sacare adelante un partido que a final de temporada puede valer su peso en oro. Eso y la versatilidad de todos ellos, moviéndose en posiciones distintas durante todo el partido y ejecutando lo que su entrenador les pedía en cada momento. Especial mención, una vez más para Llorente, al que se le sigue sin adivinar su techo. El madrileño empezó como carrilero por la derecha, para después asociarse con Carrasco por esa misma banda y actuar durante la segunda parte por delante de Vrsaljko, en un golpe de mano de Simeone para ir a por el partido, a costa de un buen Kondogbia. Abrió el propio Llorente el marcador de un gran disparo con la izquierda y lo cerraría Correa, culminando un gran partido que se complicó con el 1-1 del Granada tras una jugada en que la defensa estuvo demasiado contemplativa. Los minutos finales fueron un asedio de los locales, bien contenido defensivamente esta vez para conseguir 3 puntos vitales que mantienen la ventaja con los de atrás, antes de que el Atleti dispute en Valencia y ante el Levante uno de los 2 partidos aplazados que aún tiene pendientes. 3 puntos para que aquellos que se estaban frotando las manos, tengan que esperar mejor ocasión para seguir haciéndolo.

Deja una respuesta

¡Únete a nuestra Newsletter!¿Nos ayuda y estas informado al día de la actualidad?

Únete a nuestra newsletter para estar al día de toda la información del Atlético de Madrid, La Academia y el Femenino...

¡No te lo puedes perder!

¡¡Gracias!!