CRÓNICA. Estrepitoso adiós a la Copa

Cornellà Atlético

Por segundo año consecutivo, el Atlético dice adiós a la Copa en un partido donde el Cornellà fue mucho mejor. Intensidad, ganas e ilusión. Adiós a la Copa del Rey.


El Atlético salía ante el Cornellà con la Unidad B pero con la necesidad de imprimir, al menos, la misma intensidad que los locales. Hoy en día, quien le ponga más intensidad, o huevos, es quien gana. Y así lo demostró el Cornellà en el inicio de la contienda. Giménez vio la amarilla en un balón divido, donde el duelo lo ganó un jugador local y sacó una falta peligrosa. No podía continuar el charrúa en una acción que llevó el primer gol de la tarde, a favor del Cornellà. Se adelantaban los locales con un cabezazo de Adrián Jiménez, libre de marca, que mandó el esférico al fondo de la red. El ex-canterano daba un ápice de ilusión al Cornellà, mientras que el Atlético veía sobrevolar sobre el Nou Municipal de Cornellà el fantasma de la pasada temporada. Intentaba responder el cuadro de Simeone, en un triple ocasión que demostraba que el balón no quería entrar. Saúl se topaba con el larguero, mientras que Correa en dos ocasiones se topaba con la zaga local. Se resistía el gol en una primera parte digna de olvidar. Con menor intensidad rojiblanca, los catalanes veían que podían hacer daño a los del Cholo.




Llegaba la primera media hora de juego y la intensidad local se imponía a la del Cholo. Con Correa Ricard como los mejores del Atlético, el gol del empate se alejaba. Y fue el Cornellà quien contó con la ocasión más clara tras el larguero de Saúl. Una jugada combinada que acabó con un disparo de Estellés que San Román, con una gran estirada, mandó a córner. Respondía el Atlético con dos acciones que no vieron portería. La más clara fue la de Felipe. El brasileño, de cabeza, mandó el esférico rozando el palo tras un gran pase de Savic. Se resistía el gol y tras las intentonas del Atlético, pudo llegar el segundo del Cornellà. Fue Pablo Fernández quien hizo intervenir a San Román, que con el pecho mandó el esférico a córner. Con una falta a la barrera de Joao, el partido se marchaba al tiempo de descanso.

SIN SOLUCIONES

El Atlético tenía que buscar el gol y pudo llegar en una contra. Torreira se la cedió en carrera a Vitolo, que se iba solo con todo el campo del Cornellà por delante. Sin embargo, levantó el banderín el linier en una jugada de infantiles. Un fuera de juego inexistente y es que Vitolo se encontraba en campo propio. Un fuera de juego de esos que no existen. Sin embargo, el linier, de Primera División, lo señaló. Insistía el Atlético pero sin ocasiones claras de gol. Y en la más clara, Correa filtró un balón a la espalda de la defensa y Ricard, que llegó tarde, vio la segunda amarilla. Media hora para el final, por detrás en el marcador y con uno menos en el campo. Se complicaba y mucho el partido en Cornellà. Sin embargo, el Cholo tenía claro que los partidos se ganan con goles. Turno para Saponjic en el lugar de un Vitolo que poco hace ya. No producía el Atlético y el Cornellà aguantaba a base de intensidad y muchas faltas.




Corrían los minutos y la posibilidad de caer eliminado se caía. Y es que, pese a controlar el balón en inferioridad, el Atlético no generaba. Y era Pol Moreno, por parte del Cornellà, quien probaba a San Román. Se marchaba fuera y el Cornellà seguía ganando en intensidad y no daba oportunidad alguna al Atlético. Con cuarto de hora para el final, Mario Soriano entraba al verde con el objetivo de remontar en un debut nada fácil. Saponjic tocaba su primera balón en un remate de cabeza alto y por encima del larguero. Lo intentaba por medio y un balón de Correa, de nuevo entre líneas, buscó esta vez a Saponjic pero de nuevo, el linier levantó el banderín. Se acababa el tiempo y el Atlético no empataba. Corrían los minutos, no había ocasiones y el Cornellà soñaba con el pase. Tan solo Mario Soriano daba un poco de frescura al ataque colchonero, sin fortuna. Sobre el 90′, Correa pudo empatar el partido con un balón que se envenenó y se marchó rozando el palo. Cinco de descuento y el Atlético seguía perdiendo en Cornellà.

Sin reacción y sin intensidad, el Atlético dice adiós de forma estrepitosa a la Copa. Un año más, el Atlético dice adiós a la competición del K.O. antes de tiempo.

Deja una respuesta