Contracrónica: «Dramas, los justos»

Real Madrid Atlético

Dice la ley básica de Murphy que todo lo que puede salir mal, saldrá mal. Anoche, esta premisa se cumplió enteramente en lo que al Atleti se refiere. Salió mal el planteamiento, salió mal la ejecución y salieron mal los remiendos que se intentaron. El equipo se vio totalmente superado por el Real Madrid en todas las facetas del juego, empezando por lo táctico y terminando por el físico, con una velocidad más siempre.

Arrancaron los rojiblancos con el 5-3-2 que tan buen resultado le estaba dando esta temporada las veces que lo ha puesto en marcha. Esta vez no fue la noche. Y no lo fue porque el rival supo leerlo abriendo a Modric y a Kross, lo que creaba constantes superioridades en el centro del campo. Eso unido al ritmo y presión asfixiante de los blancos, unido a la velocidad y precisión con balón, el Atleti se vio constantemente superado, hasta que Simeone cambió al 4-4-2, que se convirtió en un 4-5-1, retrasando a Joao para intentar ayudar en el medio y frenar la sangría. Lo consiguió en parte, aunque no llegó a crear peligro en ningún momento.

Tras el descanso, Simeone, en una extraña y aparentemente precipitada maniobra, metió a Lemar, Correa y Lodi. Extraña porque nunca habíamos visto a Simeone hacer tantos cambios en el descanso y precipitada, porque el equipo no necesitaba que se le transmitiera tanta agitación. Solamente el cambio de Herrera parecía el más urgente. Aún así, errores absurdos de Lodi aparte, el equipo mejoró en el inicio de la segunda parte e incluso Lemar tuvo el empate en una jugada muy similar a la de una semana antes que significó el 1-0 ante el Valladolid. Esta vez remató con miedo y el balón se fue al exterior de la red. Fue la única jugada en la que los rojiblancos consiguieron combinar por dentro. Después vino el incomprensible cambio de Joao por Saúl y el 2-0 en una lance desafortunado. Ahí se terminó el partido. Se siguió intentando, con más voluntad que otra cosa, con el único premio de un cabezazo de Saúl desbaratado por Courtois en el minuto 80. Al final, la conclusión es que Simeone y jugadores perdieron la perspectiva de lo que son. Algo que desgraciadamente pasa demasiadas veces ante los blancos. Habrá que hacérselo mirar para el futuro.

Mientras tanto, dramas los justos. El Atleti sigue primero, con 1 o 2 partidos menos con los demás equipos, y solo ha sido derrotado por el Real Madrid en Liga a fecha de 12 de diciembre. El que se quiera hacer el harakiri por un partido o escuchar a los agoreros que esperaban agazapados, allá él.

Deja una respuesta