Crónica. Un empate que certifica la tercera plaza de La Liga

El empate a uno en el Metropolitano pone el punto y final a la Liga en un día donde el Atleti certificó la tercera plaza. El equipo empezó ganando pero la Real, con la necesidad de puntuar para ir a Europa, empató sobre la bocina en un día donde la competición pone punto y final. Ahora, la Copa de Europa.

Antes del pitido inicial, Germán ‘El Mono’ Burgos dijo adiós al Metropolitano en un acto emocionante y triste, en especial por la falta de su gente. Un acto en el que se pudo ver a Germán llorar y besar el escudo del Atleti. En cuanto al fútbol, el partido comenzó con un Atleti superior a la Real Sociedad en busca de los tres puntos y certificar la tercera plaza. Arrancó con una oportunidad por medio de Morata, que tras una gran jugada de Herrera no consiguió batir a Moya. Un partido frío y sin bastantes ocasiones, pero a la media hora de juego, tras una jugada combinada, Morata se la dejó a Koke en el borde del área pequeña y no dudó enviándola al fondo de la red. El canterano no falló el día que seguía haciendo historia en el club, situándose en la cuarta plaza de jugadores con más partidos en la historia del Atlético. Pero ustedes mismos pueden criticarle. Solo son números… Tras el gol, ni Atleti ni Real Sociedad hicieron mucho antes del tiempo de descanso.

En la reanudación, el Atleti se aculó en su propio campo ante una Real Sociedad que necesitaba sumar para estar el próximo año en Europa. Oblak despidió el año haciendo una de sus paradas al disparo de Odegaard, cuando los txuri-urdin no cedían en su empeño. Juego de medio campo, sin grandes ocasiones, sin la vibración de partidos anteriores pero con el Atleti cada vez más metido atrás. Sin embargo, en una salida por la banda de Trippier, el inglés encontró a Correa que no consiguió enviar el balón al fondo de la red. Quien tampoco lo hizo fue Portu, que se volvió a encontrar con Oblak. Carrasco también la tuvo tras una recuperación de Vitolo, pero Moyá atajó la acción del belga. La recta final del partido se acercaba y parecía que el marcador no se iba a mover. Pero lo hizo justo antes del noventa cuando, tras una falta que fue al grueso de los jugadores la desvió Herrera y Oblak, pese a tocarla, nada pudo hacer para evitar el tanto del empate.

El Atleti pone así punto y final a la Liga en donde, un año más, han concluido terceros y es el octavo curso entrando en Champions. Unos números que preceden a un sueño, el de la Champions League.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *