CRÓNICA. Resistencia y unocerismo para certificar la Champions

El Atlético de Madrid venció a base de unocerismo al Betis en un día donde mostró al mundo que el manual de resistencia lo escribió Simeone. Con uno menos durante media hora, resistió un Atleti que acabó venció a base de balón parado. Diego Costa no falló en un día donde el VAR y el colegiado fueron protagonistas. Tres puntos que certifican la Champions del próximo curso.

El VAR, en contra del gol

El Atleti entró en el partido con solidez en el centro del campo ante la posesión del Betis. Esto obligaba al Atleti a salir rápido una vez robaba, algo que hacía a Correa ser clave en el partido del Metropolitano. Eso hizo en la primera acción del encuentro, que tras una buena media vuelta rompió líneas en el Betis en una acción que no acabó en nada. Pero minutos más tarde, tras una buena combinación, dejó a Llorente escorado que golpeó cruzado con un disparo que se marchó rozando el palo. Tras ello, continuó el Betis dominando el balón pero sin opciones de llegada sobre la meta de Oblak. La primera cuajó tras un error en el salto de Trippier. Se equivocó el inglés que dejó a Loren en carrera, a quien llegó tarde Savic. No consiguió batir el delantero del Betis a Oblak. Quien consiguió batir al meta visitante fue Correa. Tras una jugada trenzada, el balón acabó en el fondo de la red pero González González se fue a revisar la acción. Señaló mano de Llorente en el interior del área y por tanto anuló el gol.

«No señalaron fuera de juego en el inicio de la jugada pero sí mano. Cosas del VAR, cosas de los colegiados. Son los mejores, ya saben ustedes»

El colegiado se fue al VAR a revisar una mano que no suelen revisar. Sin embargo, no señalaron fuera de juego en el inicio de la jugada. Cosas del VAR, cosas de los colegiados. Son los mejores, ya saben ustedes. Loren estaba siendo el más peligroso ante los errores de Trippier. No estaba fino el inglés que vio como el delantero bético probó fortuna desde la frontal. Atajó sin problemas Jan Oblak, demostrando que es el mejor del mundo. No necesita portadas para saber que lo es. Respondió el Atleti por medio de Thomas, con un derechazo que atajó Dani Martín. Pero se gustaba el Betis con balón, por medio de un muy buen Fekir. Esto provocó errores en el centro del campo del Atleti, algo que propició otra gran ocasión de los béticos. Tras una gran combinación, Guardado cruzó un buen balón que se marchó rozando el palo largo de Oblak. Tras la pausa de hidratación, Koke le dejó un balón perfecto a Morata en la carrera. Echó a correr el madrileño, se lanzó un poco largo el balón pero definió muy bien picándola por encima del portero. Se volvía a adelantar el Atleti en el marcador, pero el VAR volvía a anular el tanto. Era fuera de juego, por milímetros, pero lo era. Todo ello, sin poder ver lo que hicieron desde la sala del VAR. Además de los goles anulados llegaban malas noticias para el Cholo. No podía continuar Trippier, que no estaba cuajando un buen partido, y dio paso a Arias. Sufrió el Atleti en la recta final de una primera mitad que dominó el Betis con balón, pese a los goles anulados del Atleti.

A balón parado noqueando el VAR

Arrancó mucho mejor el Atleti tras el descanso, con el dominio del balón y en busca de la victoria. Pese a ello, todo fue un espejismo y el Betis volvió a comenzar a dominar. No gustaba el partido al Cholo que realizó un triple cambio en busca de la victoria. Diego Costa, Carrasco y Vitolo saltaban al verde y tras esto, la primera acción pudo cambiar el devenir del partido. Loren se deshizo de Mario Hermoso, lanzó la carrera y Hermoso le derribó por detrás. Cortó la contra en una acción que parecía amarilla pero González González decidió expulsarle. Una decisión inexplicable que el propio VAR le llamó a verla. Sin embargo, el colegiado siguió en sus trece y no decidió revocar la cartulina roja directa. Esto provocó que el último cambio fuera el de Correa, que dio paso a Felipe. Al Atlético le iba a tocar aguantar y buscar la victoria en una acción aislada, con todo el equipo aculado en defensa. El Betis era conocedor de su superioridad pero se iba a encontrar con un muro en defensa, comandado por Felipe. Y el propio Felipe sacó una gran ocasión de Alex Moreno que repelió con el pecho. Seguía resistiendo el Atleti ante un Betis que se lo creía con la entrada de Emerson.

«Pero cuando peor estaba el equipo llegó el de siempre. Llegó al que siempre critican. Llegó el que nunca se fue. Llegó Diego Costa»

Sin Hermoso sobre el campo el Atleti perdía presencia en ataque. La entrada de Vitolo y Carrasco quedaba diluida, ya que se alejaban de Diego Costa para ayudar en el centro del campo. Achuchaba el Betis con intentonas que no hacían intervenir a Oblak. No reaccionaba el Atleti en un día donde no consiguió entrar desde el primer minuto de partido. Pero cuando peor estaba el equipo llegó el de siempre. Llegó al que siempre critican. Llegó el que nunca se fue. Llegó Diego Costa. Carrasco puso un balón maravilloso a balón parado y Diego Costa se erigió en el corazón del área para hacer un golazo. No dudó, pero el que volvía a dudar era el colegiado. Se iba al VAR a revisar un gol y Diego Costa alucinaba. No lo podían creer cuando, varios minutos después, González González validó el gol. A la tercera fue la vencida y el Atleti conseguía adelantarse con uno menos en el campo. Pese a ello, iba a tocar sufrir con algo más de cuarto de hora por delante. El manual de resistencia lo escribió Diego Pablo Simeone y se lo enseñó al dedillo a sus pupilos.

Aguantó muy bien el Atlético que sufrió para conseguir tres puntos que certifican la clasificación matemática para la próxima edición de la Chamipons League. Tres puntos cruciales en un día donde Diego Costa se reencontró con el gol para guiar el camino rojiblanco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *