Contracrónica: «La vuelta, por fin…»

Tres meses después de aquella histórica noche de Liverpool, el Atleti volvía a disputar un partido oficial en unas circunstancias tristemente dominadas por esta terrible pandemia que se ha llevado a tanta gente, y que aún nos seguirá manteniendo en vilo. Tres meses en los que nos hemos tenido que conformar con revisionar esa mágica prórroga, en la que se dio la vuelta a una eliminatoria perdida frente al campeón de Europa. Volvíamos al fútbol en presente, en la primera de las 11 finales que quedan por disputar para conseguir acabar entre los 4 primeros. Una vuelta a la competición con la tristeza de ver los campos vacíos, con el único sonido de cánticos enlatados y los gritos de jugadores o entrenadores en el terreno de juego. Un desangelado escenario para finalizar un campeonato en poco más de un mes. Una Liga marcada por la coyuntura con la cual estamos conviviendo.

Al final, un triste empate que oscurece algo el futuro y que mostró muchos de los defectos exhibidos antes del parón durante la temporada: irregularidad, falta de carácter y, sobre todo falta de contundencia. La misma que evitó poner de cara el partido a los 12 minutos y la que impidió resolverlo a 10 minutos del final. Los 5 cambios, que bien parecen más propios del baloncesto, tampoco aportaron gran cosa. Entre lo positivo a rescatar, la rápida reacción al gol local en la mejor combinación del partido y que ese gol lo hiciera un cuestionado Diego Costa. También el poderío de Llorente en el nuevo rol de más ofensivo asignado por Simeone. Todavía restan otras 10 finales. Va a costar. Mucho. Ciertamente, después de 7 años entre los 3 primeros, uno no se atreve a pensar en quedar fuera de la Champions. Aunque lo que tengo muy claro es que ya pueden venir las 7 plagas de Egipto, que en ningún caso se puede dudar de este equipo. Nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *