CRÓNICA. Los penaltis vuelven a condenar al Atleti

El Atlético perdió en la tanda de penaltis en un día donde no mereció perder. Una final más en la que al Atleti se le escapa un título fuera de los 90 minutos. Orgullosos de nuestros jugadores.


El fútbol llegaba a Arabia Saudí con la sorpresa del Atleti. Todo el mundo quería una final Madrid – Barcelona, pero ahí se coló el Atlético. Y una nueva final entre Madrid y Atleti, esta en la Supercopa de España y lejos del país de origen. Sin aficionados que pudieran decantar el partido en la grada, el Cholo quería hacer de las suyas en el King Abdullah Stadium.

La primera mitad arrancó con respeto mutuo entre ambos conjuntos. Un encuentro muy trabado en donde el Atlético fue de menos a más. Mientras tanto, el Madrid generaba peligro por la derecha ante un Lodi que se veía superado constantemente por Valverde y Modric. Tal fue así que Oblak en los primeros diez minutos tuvo que atajar varios disparos que no le pusieron en peligro. El más claro fue de Modric, quien probó fortuna pero el esloveno atajó sin problema. Respondió el Atleti por medio de Joao, quien tras un fallo de Ramos no encontró portería en la más clara del encuentro. El portugués recibió en el interior del área pero su disparo se marchó desviado. Mala opción la de un Joao que entraba en juego pero sin la magia que se espera de él. El Atleti iba a más tras la ocasión colchonera y buscaba la portería de Courtois.

Continuaba buscando el Atleti la meta rival y Morata buscó también portería. El disparo, mordido, acabó sin encontrar portería. Con balón el Atleti era mejor y el Madrid sufría. Mientras tanto, Lodi conseguía recuperarse del inicio blanco. Pero una vez el Madrid recuperaba la pelota el lateral brasileño volvía a sufrir. Tras un error de Lodi el Cholo puso a calentar a Vitolo, pero el lateral continuó sobre el verde. Pese a los buenos minutos de los de Simeone, el cuadro blanco volvió a recuperar sensaciones pero sin acercamientos claros sobre la meta de Oblak. La primera mitad acabó con amarilla para Felipe pero no para Isco, quien con la plancha entró sobre la cadera de Trippier. Cosas de colores…

Tras el pitido de la reanudación y una mala decisión de Joao Félix, llegó la primera ocasión de los blancos. La perdió el portugués y echó a correr el Madrid. Jovic se plantó en el área de Oblak sin sacar un disparo pero consiguiendo un córner a favor. Jovic entraba en juego y tras un gran pase de Modric, la pegó cruzada pero el balón se fue desviado. Buena opción para el Madrid de la que se libró el cuadro de Simeone. Había arrancado mejor el Madrid y el Atleti buscaba reaccionar. En una nueva acción de tarjeta para el Madrid, en este caso para Valverde, el colegiado siguió a lo suyo. Justo después el Cholo decidió ir al ataque. Vitolo entró al verde en lugar de Herrera de forma sorprendente. Pero señores, el Cholo es defensivo. Tras el cambio los parones constantes continuaron sobre el verde de Arabia.

Valverde pudo adelantar al Madrid. Tras una llegada por la izquierda el balón llegó mordido al corazón del área pequeña y el uruguayo remató con la cabeza pero su propia pierna desvió el balón. Se salvó el Atleti que respondió con una transición rápida que Lodi mandó alto. Mala suerte para un Atleti que buscaba rehacerse. Con Llorente preparado el Cholo paró el cambio y el Atleti comenzó a mejorar. Algo vio el argentino que el Atleti fue a más y buscó la meta del Madrid. Y llegó la más clara a falta de diez para el final. Trippier puso un balón preciso a la espalda de la defensa y Morata, con ventaja, no consiguió batir a Courtois. Paró el meta belga el disparo de Morata con todo a favor. Perdía su oportunidad el Atleti. El Madrid lo tuvo en la recta final del partido con dos balones al área que el remate no encontró portería. Se libraba el Atleti cuando el Cholo decidió retirar a Lodi y dar paso a Marcos Llorente. Por ello Saúl bajaba al lateral y jugaba en una tercera posición en el mismo partido. El partido se veía avocado a la prórroga. El Madrid tuvo su ocasión pero la más clara la puso Thomas sobre la bocina. Una falta desde tres cuartos de campo Thomas disparó en vez de buscar un centro pero Courtois se estiró a tiempo. Salvaba el belga la última opción de Thomas que buscaba sorprender. El partido, a la prórroga.

Una prórroga sin fortuna

Arrancó el Atleti en busca de la meta de Courtois. Tras una combinación grupal Vitolo llegó al área y con la presión de Ramos su disparo lo sacó Courtois. En el córner posterior Giménez buscó la portería pero su cabezazo se fue alto. Lo intentaba en el inicio un Atleti combinativo y que quería sorprender. Lo pudo hacer ante Mendy y Modric, ambos con tarjeta, pero Sánchez Martíenz tan solo los regañó. Como si no fueran conscientes de lo que hacían. Cosas de colegiados. Ustedes ya saben… El Cholo decidió retirar a Giménez, que reaparecía tras lesión y daba paso a Savic. También entraba Arias en lugar de un Joao desaparecido. Músculo para el Atleti con Saúl regresando al medio del campo en una primera mitad de la prórroga en donde se veían piernas frescas en el Atleti. Pese a ello, la prórroga estaba pareja y sin ninguna oportunidad que decantara la Supercopa.

El inicio fue avasallador para un Atleti que lo intentó por medio de Morata. Tras un saque de esquina en el que Courtois salió mal, Morata de chilena lo intentó sin fortuna. Oblak tuvo que intervenir por partida doble pero el Atlético estaba mucho mejor y eso se reflejó en el último momento del partido. Robo en el medio del campo, echó a correr Morata y solo ante Courtois en la frontal recibió una tremenda entrada por detrás de Valverde. Roja directa para el madridista que salvaba a Courtois del mano a mano. Ahí entraban Correa y Savic, quienes fueron a defender a su compañero tras la durísima entrada. El Atleti la tuvo segundos después por medio de Correa pero el partido acabó en la tanda de penaltis. Todo o nada desde los once metros.

Y la película se volvió a repetir esta vez en Arabia Saudí. El Madrid no falló mientras que Saúl primer al palo y Thomas, que se encontró con Courtois, hicieron que el Atleti no pudiera conseguir la Supercopa de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *