Crónica, ZFK Spartak Subotica, Atlético de Madrid Femenino, Uefa Womens Champions League

Sufrimiento final, victoria agónica en Subótica

Crónica, ZFK Spartak Subotica, Atlético de Madrid Femenino, Uefa Womens Champions League

El Atlético de Madrid debutaba en Subótica, en la Champions 2019-2020, con un dominio inicial muy notable, como era de esperar. Quizás lo que no esperaba nadie, ni siquiera el propio Sánchez Vera, era la concentración defensiva del conjunto balcánico.

Arrancaba el encuentro y el Atleti dominaba pero sin concretar de cara a portería. Leicy Santos, que se estrenaba en el once titular, lo intentó timidamente, pero su disparo acabó en las manos de la guardameta local. El Atleti lo intentaba una y otra vez, a través de córners y remates lejanos. Laia Aleixandri primero, en una jugada ensayada, y Sosa después con un disparo alto lo intentaban sin suerte. Minutos más tarde lo intentó Tounkara con un disparo lejano, en el que la portera se tuvo que retirar y el rechazo le cayó a Kenti, quien puso un centró templado. Una jugada que no debía ir a más, pero tras un fallo de la defensa, que no llegó a despejar, el balón le cayó a Sosa, que la puso al segundo palo para que Ludmila rematará, y pusiera el 1-0 en el marcador.

El Atleti seguía intentándolo con tiros lejanos, pero el conjunto serbio, bien replegado, impedía una y otra vez los balones filtrados por dentro. Las únicas ocasiones colchoneras eran desde fuera del área, como los de Torrecilla o Aleixandri, o bien con centros por banda y remates de Charlyn o Amanda. El partido estaba dominado pero no controlado. La posesión favorecía al Atleti, y las ocasiones también. Sin embargo el Spartak producía sensación de peligro cada vez que salía a la contra, con centros al área que no encontraban remate alguno. El Atleti no terminaba de encontrar puerta, y justo antes de llegar al descanso, en el 45+1 llegó el jarro de agua fría. Un centro de las serbias, por banda izquierda, se estrellaba en el brazo de Leicy Santos y la colegiada indicaba la pena máxima. Un penalti claro, que la capitana Viola Slović se encargó de transformar.

Llegó el tiempo para recargar energía y tomar medidas. Sánchez Vera tenía trabajo para encauzar un partido que se antojaba fácil y sencillo, antes del inicio, pero se acabó complicando. Al descanso Leicy Santos se marchaba al banquillo con tarjeta amarilla, y en su lugar entraba Olga Ovdiychuk. Precisamente fue la ucraniana quien tuvo a los 50 segundos el gol, con un remate de cabeza que rozó el poste. El Atleti lo intentaba por la banda derecha, donde Kenti le puso un balón peligroso que remató fuera Charlyn. Precisamente en un centro por la banda contraria, llegó el segundo gol. Menayo centró el cuero, y tras tocar en una defensora, la portera se tuvo que estirar para despejar el balón. El rechace le cayó a Ludmila que remató casi a puerta vacía para poner el 2-0 con algo más de media hora por delante para el final del encuentro.

Antes del gol, Silvia Meseguer entró al terreno de juego para jugar de central en el lugar de Tounkara. El técnico colchonero movió ficha, siendo Charlyn Corral sustituida para que Olga García disputara sus primeros minutos está temporada. Una Olga García que está misma semana anunció que ‘Se queda’ en el Atleti, tras las dudas, y los contactos con el CD Tacón y el Madrid CFF. Cuando el encuentro parecía controlado de nuevo, llegó el gran susto, en el minuto 70. Un centro por banda derecha que se estrelló en el larguero tras tocar en el guante de Sarii Van Veenendaal. El Atleti se puso las pilas y la propia Olga García, muy activa, lo intentó con un disparo que se estrelló en el larguero.Sin embargo un nuevo fallo garrafal en defensa, supuso el segundo gol. Una acción donde el Atleti demostró creerse superior, donde todas las jugadoras fueron al ataque, desentendiéndose de la defensa. Esto acabó en un 4 para 2 que las serbias resolvieron para poner el dos a dos en el marcador. Pero el milagro, un milagro muy buscado, ocurrió. En el minuto 90, tras muchos intentos, por uno y otro lado, el Atleti consiguió el 3-2 final. Menayo se marchó, con un auto-pase, de su defensora, y puso un gran centro. El rechace le cayó a Ludmila, que dejó de cara el balón, para que Virginia Torrecilla desdé atrás golpeara el balón, con muchísima fuerza, al fondo de la red.

El Atleti ahora sí, mató el partido y no dio opciones a su rival, y así concluyó el primer encuentro europeo, con una victoria muy ajustada en un día muy duro para el cuadro colchonero. Una eliminatoria que para nada está cerrada a expensas de lo que suceda en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *