Los indios descubren el cañón en Langreo

El Atlético de Madrid B necesitaba ganar como el comer. Era una de las oportunidades para reengancharse a la clasificación. Enfrente suya se encontraba el Langreo, equipo que a pesar de ser de los últimos de la clasificación general puede presumir de fortín ya que en la temporada pasada logró en el Nuevo Ganzábal 32 puntos.

Intensidad, es la palabra perfecta para definir los primeros minutos del encuentro, un partido de ida y de vuelta que no tuvo un dominador claro. La promesa, Riquelme tuvo la primera ocasión del encuentro, tras un disparo desviado. Toni Moya cedió un balón que había recuperado previamente para Tropi, y este, sin pensárselo dos veces disparó a puerta desde fuera del área, con la diestra, y el esférico terminó entrando pegado al poste izquierdo. Este gol, hizo mella en la mentalidad de ambos equipos, los asturianos se vinieron abajo y el filial, mientras tanto, todo lo contrario. Carlos Isaac pudo hacer el segundo tras un gran pase del mediocentro, pero se entretuvo y Colo llegó a tiempo para enviar a córner. El conjunto local logró reponerse de su particular bajón y comenzaron a dominar la posesión de balón. Sin embargo, la presencia de Mejías y de Mikel Carro, hizo que todas las embestidas del Langreo terminaran en nada. Es más, los visitantes pudieron ampliar la ventaja en un contraataque.

Sanabria se reencarna en Van Bronckhorst

En el segundo tiempo, los locales dieron un paso adelante para intentar lograr el empate a uno, no obstante una defensa férrea y bien replegada de los rojiblancos bajó las revoluciones del partido. Lograron incluso, tener otra ocasión por parte de Sanabria en el 63. El filial trató de buscar el contraataque juntando líneas, pero no hizo más que provocar que los norteños se volviesen a hacer con el control del partido. El partido se pondría de cara para el Atlético, tras la expulsión de Alain cuando cortó un ataque de Germán Valera. Y cuando menos se lo esperaban los aficionados de Langreo, el debutante Jorge Hernández probó suerte y su disparo terminó entrando en meta con mucha fortuna tras rechazar en Carro y Marc Nierga. Sin embargo, Sanabria, al más puro estilo Van Bronckhorst en el mundial de Sudáfrica ante Uruguay, lanzó un auténtico misil con la zurda desde unos 30 metros poniéndola en la misma escuadra. Y todo esto tan sólo dos minutos después del empate.

Con esta victoria el Atlético de Madrid B se coloca séptmo en la clasificación general. El siguiente encuentro será en la Ciudad Deportiva Wanda frente al filial del Las Palmas. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *