El adiós de Godín, la despedida de un Faraón

«Diego Godín, Diego Godín…» era la voz al unísono de una afición volcada con uno de los suyos. Era el momento de decir adiós a un hermano que se marchaba, sin quererlo, pero tenía que partir. Es por ello, que los hinchas del Atlético de Madrid iban a estar junto a él hasta el último aliento. El Fondo Sur en especial, que veía como Godín los despedía con una carta. Estos le respondieron en el minuto dos con una pancarta que le agradecía todo lo hecho: «Un gol en la memoria, un Faraón para la historia«. Esta con la cara de Godín y el dorsal número 2 entre medias.

Lo mejor estaba por llegar, pero durante los noventa minutos Diego Godín se mostró emocionado, incluso se le escapó alguna lágrima. Sobretodo cuando escuchó de su gente una canción dedicada exclusivamente para él, donde se resume su historia como rojiblanco. «Nos diste la vida y el campeonato. Ganamos LaLiga, qué cabezazo. Es historia viva. Godín es nuestro faraón».

Después, llegó el turno del agradecimiento verbal. Luiz Pereira le hizo entrega de una placa por sus 388 partidos como rojiblanco. Además, el resto de capitanes, todos ellos amigos de Godín, le hicieron entrega de un brazalete como símbolo de aprecio y amor al club. Tras ello, Koke, quien recoge el testigo del brazalete, le dedicó unas palabras emocionado: «Nueve años juntos, quién nos lo iba a decir. El cariño de esta gente. Tu siempre derrochando coraje y corazón. Toda la plantilla te va a agradecer siempre tu buena cara y tu buen humor«.

Tras ello, el momento de Godín: «Gracias a todos por regalarme este día que no voy a olvidar. Agradecerles a este grupo de jugadores, los técnicos, los fisios, los que compartimos el día a día… que vivimos cosas muy bonitas, otras no tanto. Siempre unidos, hemos sido una verdadera familia. Este es el éxito de este club, ser una familia en el vestuario y en la cancha. Gracias a todos. A mis padres, a Sofi. Los valores me los han dado ellos con educación, trabajo y respeto, que es lo más importante…Y por último, este es un homenaje para mi afición. Yo vine de muy lejos y me han hecho sentir como en casa desde el primer día. Me han hecho amar este escudo. Hoy se despide el Godín futbolista, pero siempre habrá un aficionado más«.

Finalizó con un mensaje claro: «Podría estar todo el día. Pero quiero agradecer porque ustedes… pueden haber cambios, ir o venir los dirigentes, pero ustedes son el alma, el corazón. Ustedes hacen grande a este club. Muchísimas gracias. Espero que se hayan sentido orgullosos de lo que di dentro del campo. Y fuera, transmitiendo los valores del equipo. Respetando a mis compañeros y a cualquier persona en la calle. El verdadero premio es que se sientan orgullosos. El cariño que me dan lo llevaré para toda la vida«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies