Empate con un triste adiós… ¡ETERNO FARAÓN!

Extraño sentimiento el que se vivía en las gradas del Metropolitano minutos antes de que comenzara el que sería el último encuentro en casa de la temporada, de una temporada que se tornó gris hace mas de un mes, era el último de los compromisos, de los trámites que la liga fechó en el calendario del atlético. Era el último partido del faraón, Don Diego Roberto Godín Leal, capitán del equipo, representante en cuerpo y alma del cholismo y el hombre cuyo cabezazo, nos dio una liga.

El atleti salió más enchufado que el Sevilla al campo y nada más comenzar Godín tuvo una acción de cabeza para abrir el marcador, pero no llegó a contactar bien el esférico. El Sevilla consiguió su único remate a puerta en la primera mitad con un disparo del «mudo» Vázquez que despejó a córner Oblak. No fue hasta el minuto 30 cuando el atlético en una contra bien conducida por Koke acabó marcando el 1-0 tras una rocambolesca jugada con una especie de pase hacia la portería de Koke que tras tocar en un defensa acabó en el fondo de la red.

Segunda mitad del encuentro y la grada siguió rugiendo con cánticos a los jugadores y en especial a Godín. El atleti de nuevo la tuvo con un contragolpe perfecto, en una jugada de paredes por banda derecha que terminaron con un pase de Griezmann para que Thomas rematase el balón a la izquierda de la portería sevillista. Roque Mesa se jugó la cartulina roja en un codazo al cuello de Correa que había entrado un minuto antes al césped en el lugar de Rodri. Poco después un jugadón de todo el equipo acaba con una asistencia de Griezmann que correa tras regatear al portero acertó aintroducir en la portería, pero el VAR anuló el gol del argentino. El sevilla comenzó a desplegar algo de fútbol tras más de 60 minutos donde estuvieron sometidos ante los rojiblancos. En una de las acciones de peligro del Sevilla, el centro de Vázquez fue rematado por Sarabia y tras tocar en el canterano Montero acabó en el gol del empate.

20 minutos restaban para el final del encuentro y De Burgos Bengoetxea, colegiado del encuentro, seguía perdonándole, como si de un padre se tratase, todas y cada una de las faltas a Roque Mesa que se salvó hasta en 3 ocasiones de ser expulsado. Caparrós, sin duda optó por el camino fácil y sacó al canario del terreno de juego.

El partido se durmió y no fue hasta los últimos 5 minutos cuando ambos equipos comenzaron a carburar buenos ataques. Las tuvo el Sevilla pero Oblak estuvo atento y también lo intentaba tímidamente el atlético. Correa tuvo en el descuento un disparo cruzado para hacer el segundo pero Vaclík. Y en la continuación Jan Oblak salvó los muebles con un paradón que puso el sello final al encuentro.

¡Comparte tu Afición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies