Abonados al empate en Montilivi

La Copa gusta, pero a partido único. Con la vuelta por jugarse en el Metropolitano el encuentro de Montilivi debía servir para asegurar. Un gol fuera daba mucho a los del Cholo, pero los de Eusebio no querían dejarse ganar en su casa.

Pitido inicial y la Copa volvía a ponerse en juego. El Atlético, siempre equipo copero, no quería sorpresas. Tras un comienzo en donde el Girona tuvo la primera clara en un mano a mano que sacó Adán, Griezmann puso tierra de por medio. El galo recibió de Kalinic, que luchó el balón de espaldas, y abrió el marcador. Un golazo con el interior de la bota en el que Iraizoz, con el pie, ayudó a abrir el marcador. Se adelantaban los de Simeone, que veía a los suyos desde la grada por sanción. Tras adelantarse en el marcador el Atleti buscó acomodarse con balón y sin sufrir atrás. Lemar lo intentaba pero no se encontraba cómodo sobre el verde de Montilivi. El propio Lemar lo intentó con un disparo desde la frontal que se fue a las nubes.

Las tornas comenzaron a cambiar en tierras catalanas. El Girona adelantó las líneas y complicó la salida de balón rojiblanca. Se empezó a encontrar muy incómodo el equipo de Simeone. Pese a que el Atleti pudo hacer el segundo en una jugada ensayada que no surgió, los de Eusebio querían el empate. El Choco Lozano era el encargado de crear el mayor peligro local, pero Adán apenas tenía que intervenir. Doumbia pudo hacer el empate con un cabezazo que mandó por encima del larguero en el borde del área pequeña. Insistía sin cesar un Girona que al final encontró su premio. Para ganar la Copa tienes que tener lo mejor en tú equipo, y ahí el Cholo se equivocó. Lozano controló en la frontal y sin dejarla caer la empujó bombeada con el interior de su pie derecho. Adán, de forma un tanto extraña, se lanzó pero, pese a tocar el balón, este se coló en la portería rojiblanca. Empataban los locales el encuentro justo antes del descanso. Un descanso al que los de Eusebio quisieron marcharse con una victoria que no consiguieron.

Segundo tiempo y novedades en el once rojiblanco. Correa entraba en el campo por Montero y Saúl, por tanto, se colocaba como lateral izquierdo. Como un tren empezaron los chicos del Cholo y Kalinic pudo volver a adelantar a los suyos. Un centro lateral que el croata remató en el centro del área pero que consiguió despejar Iraizoz. Continuaron pasando los minutos y la Copa a un partido, pues deja que la emoción no sea la misma. Lemar seguía insistiendo pero su aportación era mínima. Sin embargo, Kalinic volvió a buscar el gol. A la media vuelta se quedó en el área ante Iraizoz pero su golpeo se marchó desviado. La entrada del siempre eléctrico Correa había dado un plus al equipo. El propio Angelito quiso hacerse de notar pero su disparo, después de revolverse en el área, no encontró puerta. Pero como sucedió en el primer tiempo, con el paso de los minutos el Girona mejoró. Doumbia pudo desequilibrar el marcador pero esta vez sí apareció Adán. El ariete remató mordido y el meta colchonero se lanzó para sacarla junto a Arias. No conseguía el Atlético crear ocasiones de gol claras, mientras que el Girona buscaba la sorpresa. Kalinic y Correa lo intentaban, el Atleti no respondía. Pasaban los minutos y El Mono dio paso Thomas en lugar de Griezmann. Sin ningún resultado sobre el verde y con veinte para el final el Cholo dio paso a Vitolo, a quien se esperaba de titular, en lugar de Kalinic.

Justo después Correa mandó por encima una gran combinación por la derecha que acabó en fuera de juego. La entrada del canario dio esa chispa canaria que necesitaba el equipo. Y fue el propio jugador quien tuvo la más clara del segundo tiempo. Arias la puso atrás después de un precioso control y Vitolo, con la derecha, hizo volar a Gorka. El meta local sacó una mano que salvó el segundo gol rojiblanco. Y justo después, tras un error de Iraizoz hizo que Thomas, desde el centro del campo, buscase la meta local pero se marchó rozando el palo. No encontraba el gol el Atlético, que lo intentaba con mayor insistencia debido al cansancio. La maquinaria estaba al 100%, los rojiblancos querían ganar. Correa quiso ser el Ángel salvador con un quiebro que le internó en el área. Buscó el pase a Vitolo pero la defensa lo mandó a córner. Estaba siendo el más activo y el aroma de gol era con sabor rojiblanco. Y con el encuentro entrando en la recta final llegó la polémica. Se internaba Lemar en el área y Muniesa lo derribo en un penalti que parecía claro. Siguió el juego y el VAR no intervino. No se señaló nada y la insistencia rojiblanca continuaba en Montilivi sin acierto.

El empate sabía a poco tras el final insistente de los de Simeone. Empate a uno que deja todo por decidir en el Metropolitano. La ventaja del valor doble de los goles no supone nada, pero es una ventaja. El Levante en Liga y el Girona en Copa serán los dos próximos encuentros ligueros.

Ficha Técnica

Once del Girona: Iraizoz, Bernardo, Ramalho, Alcalá, Douglas Luiz, Lozano (60′ García), Muniesa, Doumbia (80′ Grannel), Aleix García, Valery y Paik (66′ Portu).

Once del Atlético de Madrid: Adán, Arias, Giménez, Godín, Montero (45′ Correa), Rodrigo, Saúl, Koke, Lemar, Kalinic (71′ Kalinic) y Griezmann (58′ Thomas).

¡Comparte tu Afición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies