Contracrónica: «Lecciones de dignidad»

Cuando Undiano Mallenco pitaba el descanso en el José Zorrilla el Atleti se iba a los vestuarios con 0-2 y el partido aparentemente solucionado. Dos fogonazos de Griezmann, en forma de asistencia a Kalinic (inédito a partir de entonces) y de penalti transformado después de que hubiera que recurrir al VAR, parecía que eran más que suficientes para desactivar a un Real Valladolid muy voluntarioso que no le daba para hacer daño a los rojiblancos. Eso es lo que al menos parecía. Todo si obviamos las últimas dos llegadas de los pucelanos por el costado izquierdo de su ataque poco antes del segundo gol, y que bien cerca estuvieron de acabar dentro de la portería de Oblak.

Foto: Atlético De Madrid

Lo normal es que esas dos ocasiones del Valladolid hubieran quedado en una anécdota una vez iniciado el segundo tiempo. Que los visitantes se hubieran dedicado a dormir el partido y a que los minutos pasaran sin sobresaltos buscando una contra que finiquitara el choque. Eso hubiera sido lo normal, pero en su lugar asistimos a un expediente X. Un expediente al que aún no se encuentra explicación. Nada más comenzar el segundo tiempo Oblak tuvo que emplearse a fondo para salvar un cabezazo a quemarropa. Ahí no quedaría la cosa. El despropósito continuó durante 20 minutos más. Se llegó hasta el punto de que el Valladolid consiguió empatar el partido en dos de los nueve córners que cedió el Atleti en apenas unos minutos. El harakiri estaba consumado. Lo que parecía iba a ser por fin una victoria cómoda fuera de casa después de 2 meses sin conseguirlo se convertía en un nuevo fiasco. Otra vez, como ya ocurriera en Leganés y Villarreal, el Atleti dejaba desperdiciar una ventaja que antes no solía desperdiciar, evidenciando nuevamente una alarmante y desconocida falta de personalidad y oficio. La banda derecha seguía siendo un coladero y por el otro lateral Filipe recaía de su reciente lesión muscular. Solamente faltaba que en ese momento se presentaran los jinetes del Apocalipsis sobre el césped.

En esas, Simeone reaccionó colocando a Thomas y Vitolo por un desaparecido Kalinic y un poco inspirado Correa. El partido volvió a cambiar y el Atleti volcó el campo hacia el área del Valladolid. Hasta que a la salida de un córner y después de un barullo monumental en el que ningún defensor local fue capaz de despejar el balón del área, éste cayó en Savic, que asistió a Griezmann para conseguir el tercer gol. Habían bastado tres fogonazos del francés para conseguir los tres puntos, a pesar de haber completado un partido en el que estuvo lento, impreciso y descolocado. Así son los cracks.

A partir de ahí, el Valladolid volvió a intentarlo, pero las figuras de Thomas y Vitolo se agigantaron durante los últimos 15 minutos de partido y apagaron cualquier conato de incendio. El Cholo se desesperaba en la banda para que el equipo no se aculara en el área y por fin se conseguía una victoria fuera de casa, donde los colchoneros están mostrando más debilidad de lo normal. Tres puntos más, chute de confianza, que falta hace, y el equipo ahí arriba, como de costumbre. No obstante, no estaría de más hacer un poco de autocrítica y evitar que los 20 primeros minutos del segundo tiempo se puedan volver a dar en el futuro. Autocrítica, no histeria colectiva ni ataques de locura. Si uno miraba las redes durante esa segunda parte y después del partido parecía que a más de uno le había poseído el espíritu de Quique Setién clamando sobre la indignidad de la victoria. Llámenme loco, pero a mí ninguna victoria me parece indigna. No tiremos piedras contra nuestro propio tejado cuando los demás no lo hacen en la misma situación. Todos ganan así en algún momento. Bastante nos quieren ver muchos morder el polvo, para que encima nosotros les ayudemos. Dejemos las lecciones de dignidad a los que se les dan tan bien.

¡Comparte tu Afición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies