Nuevo empate agridulce que evita el despegue

Burgos y Atlético B se veían las caras en un duelo crucial. Ambos conjuntos llegaron a El Plantío en busca de tres puntos que les alejara de los puestos bajos de la tabla. La zona peligrosa acechaba al filial colchonero, mientras que el cuadro burgalés se encontraba en puestos de play-off de descenso. Finalmente ambos conjuntos se repartieron un punto cada uno en un partido de mucha tensión.

Foto: Atlético de Madrid

Echó a rodar el balón y llegaron las buenas noticias para el cuadro de Óscar Fernández. Joaquín gambeteó en el área y se guisó una jugada individual que acabó en gol. Comenzaba bien el partido para el filial aunque el Burgos respondió por medio de Adrián Cruz. El jugador local buscó sorprender a Valens que desvió el esférico a córner. Ocasiones de gol para ambos equipos que no conseguían ni empatar ni ampliar la ventaja respectivamente. Diego Cervero se topó con la defensa colchonera, mientras que Darío Poveda con Mikel Saizar. El máximo artillero rojiblanco se revolvió en el área para sacar un potente disparo que acabó en saque de esquina. Lo intentaba el Burgos y también el Atlético B, que contó con la ocasión más clara de la primera mitad. Samu se internó en el área donde Acosta le derribó cometiendo penalti. Pinchi se fue a los once metros, desde donde erró la pena máxima golpeando muy desviado. Perdonaba el filial que podía haber ampliado su ventaja. Tras el penalti continuaron las ocasiones de ambos equipos y la exhibición de Mikel Saizar. El meta del cuadro burgalés salvó a su equipo en varias ocasiones anticipándose a las jugadas de Poveda y Pinchi. Con la victoria por la mínima el filial se marchaba al descanso.

Y como en la primera mitad, en la misma portería pero con signo contrario, el segundo tiempo arrancó con gol. Empataba el encuentro el Burgos por medio de Borda. Adrián Cruz colgó un balón preciso que Aritz Borda peinó y ante el que nada pudo hacer Valens. Empataba el cuadro burgalés el encuentro. Tras el gol lo intentó el conjunto local en unos primeros minutos donde el filial rojiblanco esperaba atrás en busca de una contra. La jugada polémica llegó con un tiro de Undabarrena que pudo repeler la zaga rojiblanca con la mano. El colegiado no señaló nada y El Plantío protestó la acción. Lucharon ambos conjuntos en los minutos finales del partido pero fue Mollejo, que entró en el segundo tiempo, quien pudo conseguir la victoria. El joven colchonero no llegó a conectar un preciso centro de Cedric, por lo que no pudo hacer el segundo tanto. Rubén Fernández tuvo también en su cabeza el tanto de la victoria, pero el testarazo se marchó alto en la última jugada del encuentro.

El filial colchonero consigue un nuevo empate, amargo para las sensaciones vividas. Las que tienes hay que meterlas y eso en Segunda B se paga. Con este punto el filial continúa aguantando fuera del descenso con 12 puntos, dos por encima de la zona roja. El próximo fin de semana el Atlético B recibirá al Salamanca.

¡Comparte tu Afición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *