Alto voltaje en un nuevo empate liguero

El Atlético de Madrid B buscó la primera victoria del nuevo curso ante el Unionistas de Salamanca en tierras castellano-leonesas. El ambiente e  las Pistas del Helmántico fue el ideal, algo que sumó a poder ver un auténtico partidazo. Tras los sustos de Joaquín y Darío en el partido frente al Castilla, todo quedó en eso y las dos referencias ofensivas volvieron a la titularidad.

Un inicio de alto voltaje

Foto: Atlético De Madrid

El encuentro comenzó con el cuadro local atacando y teniendo la posesión de balón. Algo que llevó a la primera ocasión del encuentro a los cinco minutos de partido. Góngora, ejecutor del saque de esquina, intentó sorprender a la zaga rojiblanca, lanzando el balón directamente a portería. Si, un gol olímpico. Y de no ser por el despeje de la defensa colchonera, ese balón hubiera adelantado a los salmantinos. Minutos después de esta ocasión, la calma se apoderó del juego. Con la tranquilidad presente en el terreno de juego, el filial empezó a tejer jugadas de ataque. Estas jugadas iban dirigidas principalmente por Joaquín y Carro. El balón llegaba al área, pero apenas causaban peligro. A la media hora de juego, Ribello adelantó al conjunto charro. Tras un cabezazo de un jugador salmantino en el área colchonera, el centrocampista cazó el esférico con una gran volea y San Román no pudo alcanzar el cuero. Hasta el pitido que indicaba el camino al túnel de vestuarios, los locales defendieron con uñas y dientes las acometidas indias. No fueron una amenaza importante para la zaga castellana, y es que algo le faltaba a los pupilos de Óscar Fernández.

El Unionistas comenzó la segunda parte, con un cambio importante. Salió del verde Adrián Llano y entró Isaac Manjón, el autor del doblete copero frente al Rápido de Bouzas. Fue entonces a los diez minutos de la segunda parte cuando Segu empataría el duelo. Remató de cabeza un saque de esquina, enviando de esta manera, el balón al fondo de las mallas. Tras este tanto, empezó a subir la temperatura en las pistas del Helmántico. Varios jugadores fueron amonestados con tarjeta amarilla. Por ello, Óscar Fernández movió las primeras piezas del engranaje rojiblanco. Borja Garcés entró por Segu, goleador del encuentro. Ambos conjuntos tuvieron ocasiones para ponerse por delante en el marcador. El Unionistas, por medio de Góngora, que se sacó un gran disparo de sus botas, posteriormente atrapado por “SuperSanro“. Por su parte, los rojiblancos tuvieron una oportunidad más clara. Borja Garcés lanzó un auténtico misil desde la frontal del área que acabó despejando Molina a córner. El resto del partido no fue más que  un carrusel de cambios y de tarjetas sin ninguna ocasión manifiesta de gol. Se retiró Pinchi y entró Mollejo y entró Rubén Fernández por Joaquín. El último en entrar al terreno de juego, Rubén Fernández, ponía la cara amable de un nuevo empate. El joven jugador rojiblanco regresaba a un terreno de juego para disputar minutos oficiales nueve meses después. Tras su rotura de ligamentos, la joven promesa regresaba más fuerte que nunca.

El Atlético de Madrid B no consigue despegar y cosecha un nuevo empate. Lo hace con un equipo muy joven que busca seguir sumando, aunque sea de uno en uno, para coger la máxima experiencia. El próximo encuentro, en casa, se disputará el domingo 16 de septiembre frente a la Cultural Leonesa.

Ficha Técnica

Once de Unionistas: Carlos Molina, Cendrós, Gongóra, Carlos Quintana, Ribelles, Adrián Llano, Piojo, Unai Hernández, Guille Andrés, De la Nava y Peli. En el banquillo: Gallego, Lluis Andreu, Jorge Hernández, Juanmi Heredero, Manjón, Robles y Diego Hernández.

Once del Atlético de Madrid B: San Román, Ricard, Samu, Tachi, Víctor, Segu, Óscar Pinchi, Mikel Carro, Dario, Joaquín, Óscar. En el banquillo: Monti, Dos Santos, Solano, Cristian, Ruben Fernández, Mollejo y Borja Garcés.

¡Comparte tu Afición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *