Paseo de los Melancólicos: “El origen de una ilusión”

8 de abril de 1903. Se celebra la final de la primera Copa de España entre el Athletic de Bilbao y el Madrid Foot-Ball Club en el Hipódromo de Madrid ante 5.000 espectadores. El triunfo, por 3-2, de los primeros ante el germen de lo que después sería el Real Madrid después de remontar un 2-0 inspiró de tal manera a un grupo de estudiantes vascos de la Escuela de Ingenieros de Minas, que apenas un par de semanas después, el día 25 del mismo mes, reunidos en la sede de la Sociedad Vasco Navarra, calle de la Cruz número 25, decidieron crear una sucursal del Athletic en Madrid. Este grupo de estudiantes estaba encabezado por Eduardo de Acha, al que se le unieron, entre otros, Enrique Allende, los hermanos Ignacio y Ricardo Cortázar, Manuel Allendesalazar, Raimundo Moreno Aranzadi, Enrique GoiriManuel Rodríguez Arzuaga, Alberto Zarraoa, Eustaquio Celada, Abdón de Alaiza, Darío de Arana, Julián Palacios, Juan de la Peña y Juan de Zavala.

Foto: Atlético de Madrid

Esa misma noche se funda el Athletic Club de Madrid, como sucursal de su homónimo de Bilbao. Con idéntico Reglamento, cuota (2,50 ptas/mes) y obligaciones y derechos entre los socios de ambos clubes, que no podrán competir entre ellos. Se nombra a Enrique Allende primer presidente del Club, vicepresidente a Juan de Zavala, secretario a Eduardo de Acha, vicesecretario a Juan de la Peña, tesorero a Enrique Goiri y como vocales a Juan Murga, Adolfo Astoreca, Darío Arana y Alberto Zarraoa. El 26 de abril de 1903 quedaría registrada el Acta Fundacional suscrita durante al madrugada anterior entre la ilusión de un grupo de amigos que nunca hubieran imaginado hasta dónde iban a llegar 115 años después.

El primer campo que utilizó el Athletic Club de Madrid, se encontraba detrás de las tapias de El Retiro, en la calle de Menéndez Pelayo. El 2 de mayo de 1903, el Athletic de Madrid jugó su primer partido, disputado entre los 24 socios fundadores, divididos en dos equipos de doce jugadores cada uno, con Enrique Goiri como árbitro. Unos jugaban con la equipación oficial (mitad azul y mitad blanca, con pantalón negro) y otros vestidos enteramente de blanco. El resultado se desconoce.

Enrique Allende, que había sido nombrado primer presidente del Athletic Club de Madrid, no cumplió con las expectativas que se tenían sobre él. Se cansó con prontitud y no mostró demasiado interés por el fútbol, así que en otoño abandonó el cargo, dejando su puesto a Eduardo de Acha, madrileño de ascendencia vasca que fue el principal impulsor de la creación del club. Aquel año, el Athletic de Madrid no pudo participar en la Copa de España, por no poder enfrentarse en competición oficial a su homólogo de Bilbao, pero sí le cedió varios de sus mejores jugadores para que pudiesen jugar en el torneo.

La primera participación del Athletic de Madrid en un torneo oficial se produjo en octubre de 1906. El entonces presidente del Madrid Foot-Ball Club, Carlos Padrós, organizó el Campeonato de Madrid de Clubes de Fútbol. El campeón acudiría al Campeonato de España como representación de la región madrileña, excepto si dicho campeón era el Athletic de Madrid, que tenía prohibido competir contra su club matriz. El 6 de diciembre de 1906, en dicho torneo, se produjo la primera victoria atlética a sus vecinos madridistas, nada menos que por 5-0.

Habiendo trasladado durante ese año su sede social a la calle Fuencarral, 27 (en lugar de la Sociedad Vasco-Navarra, donde antes se alojaba), el Athletic Club de Madrid quiso constituirse oficialmente y formalizar su primer reglamento, en lugar de seguir usando el del Athletic de Bilbao como hasta el momento. Eduardo de Acha redactó unos estatutos para obtener la personalidad jurídica. Así, el 20 de febrero de 1907, el club se desligó oficialmente del Athletic Club de Bilbao para inscribirse en el registro de asociaciones. A pesar de mantener aún ciertos lazos de dependencia frente a su antigua matriz, el Athletic Club de Madrid echaba a volar solo, junto con los primeros sueños de un puñado de personas que con el transcurrir de los años se convertirían en millones en todo el mundo.

¡Comparte tu Afición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies