Cruel e inmerecida derrota en la final de Copa

El histórico doblete era el objetivo de un grupo que ha soñado en grande durante toda la temporada. El Estadio Romano de Mérida iba a ser rojiblanco por un día, y es que las chicas de Villacampa no iban a estar solas. En frente, el Barcelona quería arrebatar la Copa de la Reina. Las espadas en alto en un duelo entre los dos mejores conjuntos de España, campeón y subcampeón de la Liga Iberdrola.

Foto: AtléticoDeMadrid

Foto: AtléticoDeMadrid

Arrancó el encuentro en Mérida con un Atlético decidido a tener la posesión del esférico y dominar el partido. La primera ocasión llegó desde las botas de Ludmila, pero Paños atrapó. Sosa minutos más tarde lo intentó tras una buena combinación con la propia Ludmila, quien estaba siendo un verdadero puñal para la zaga culé. Estaba muy cómodo el conjunto de Villacampa, que mediante Sonia, Amanda y Sosa por detrás de Ludmila estaban posicionándose como candidatas al título copero. Vicky Losada tuvo la primera por parte del conjunto catalán con un disparo lejano que atajó Lola Gallardo sin problemas. Respondió el Atlético por medio, otra vez, de Ludmila que trajo así la primera jugada polémica del encuentro. Sonia ponía el esférico al punto de penalti y la brasileña no conseguía rematar de lleno, y es que Paños había derribado a la delantera rojiblanca. Era penalti no señalado por la colegiada. Media hora de partido y Alexia Putellas lo intentaba desde fuera del área con un peligroso disparo que atajó Lola Gallardo con seguridad. Tras la media hora de juego, ambos equipos se asentaron y bajaron los decibelios en una primera parte que se fue al túnel de vestuarios con empate sin goles en el marcador.

Arrancó el segundo tiempo con un Atlético Femenino volcado sobre la meta blaugrana y la afición rojiblanca apoyando a las suyas sin cesar. Fue comenzar el segundo tiempo y tras un balón largo, Ludmila cayó en el área y reclamaba penalti el banquillo rojiblanco. Penalti claro de Mapi Leon que derribaba a la brasileña cuando esta buscaba rematar un centro lateral de Sonia. Continuaba el Atlético sin cesar en su empeño y buscaba batir la meta de Paños que se mostraba muy segura, mientras tanto el Barcelona no conseguía introducirse en campo rojiblanco. Los nervios llegaban a Mérida y los errores empezaban a aparecer, lo que sirvió para que Toni Duggan se quedara sola ante Lola Gallardo que atajó el mano a mano. Justo después Aurelie Kaci se adentró en el área culé y decidió disparar pero el esférico se marchó al lateral de la meta local. Pasaron los minutos tras las dos claras ocasiones y el Atlético comenzó a combinar con Sosa, Amanda y Sonia en busca del gol, mientras que Ludmila buscaba recuperar fuerzas tras el esfuerzo realizado. Nada le salía a un Barcelona que parecía noqueado y aturdido sobre el verde. Sonia buscaba internarse en el área, lo conseguía pero la zaga cerraba la puerta a la colchonera. Minutos después, Amanda recibía en la izquierda, recortaba hacia dentro, se la dejaba a Kaci que, desde la frontal, probó suerte y la zaga culé despejó el esférico.

Foto: AtléticoDeMadrid

Foto: AtléticoDeMadrid

Veinte minutos por delante y empate a cero en una final intensa en la que Sonia quería dejar su sello, y cuando lo intentó la colegiada no señaló una falta clara a la hora de salir a la contra. No conseguía mostrarse muy segura Marta Huerta, colegiada del encuentro, que además de los dos penaltis ahora no señalaba una falta clara sobre la vallecana. Ahora probaba fortuna el Barcelona tras una buena jugada de Mariona, pero Corredera conseguía cortar el balón. Respondía el Atlético con una jugada de Meseguer, pero la jugada quedaba invalidada por fuera de juego. Poco más de diez para el final y el Atlético, sin realizar ningún cambio, no cesaba en su empeño cuando reclamaba penalti todo el Atlético de Madrid por una mano clarísima dentro del área. No señalaba nada la colegiada. Seguía el Atlético y Sosa, tras una combinación con Sonia, se equivocaba a la hora de la decisión final y su disparo se iba fuera. Era mejor el Atlético y merecía hacer historia. Respondía el Barcelona con un disparo al larguero de Losada. Erraba en la salida Lola, le caía el balón a la internacional blaugrana y su disparo se topaba con la madera. Estaba contando con más espacios el Barcelona y le estaba permitiendo tener un número mayor de ocasiones. Subían los decibelios tras una dura entrada de Andressa Alves sobre Corredera, que más que amarilla era de roja. Cinco para el final y la afición rojiblanca se hacía notar en Mérida. Una buena transición culé puso en aprietos a Lola, y es que Lieke Martens puso un zapatazo que despejó Lola con una dura mano. Lo intentaba el Barcelona con una ocasión muy clara que pudo tocar la madera. Tres para el final y Ludmila, en un balón largo pudo hacer el tanto decisivo pero la linier volvía a señalar un fuera de juego que no era. El Atlético no quería la prórroga y Sosa puso un balón envenenado al área que no pudieron rematar ni Ludmila ni Sonia y atrapó Paños. Sin más ocasiones el encuentro iba a poner rumbo a la prórroga.

Arrancó la prórroga sin cambios en el Atlético, que apretaba al Barcelona y continuaba así la tónica de todo el encuentro. Ida y vuelta sin apenas ocasiones y el Barcelona comenzaba a hacerse con el esférico aprovechándose del cansancio colchonero cuando se preparaba Andrea Falcón. Entraba la española y se retiraba del terreno de juego, ovacionada, Ludmila Da Silva. Increíble partido de la brasileña que se dejó todo en el terreno de juego. Pasaban los minutos de la primera mitad de la prórroga con dos equipos cuidadosos atrás y evitando errores que les pudieran condenar. Las de Fran Sánchez estaban más cómodas en la prórroga, pero ni Lola Gallardo ni Paños habían tenido que intervenir en ninguna ocasión. La primera en hacerlo fue la catalana, que atajó en dos tiempos un disparo de Corredera desde la frontal. Sin tiempo para más, cambiaron de campo y llegó la emoción al segundo tiempo en Mérida. Quince minutos para los penaltis y el Barcelona lo intentaba por medio de Martens que acababa en saque de esquina.A la siguiente jugada, Patri Guijarro tuvo la más clara con un remate que se marchó rozando el poste colchonero. Pudo adelantarse el Barcelona con la más clara de la prórroga. Todo indicaba que el punto de penalti iba a dirimir el campeón de la Copa, pero ninguno de los dos conjuntos quería llegar a la pena máxima. Respondía el Atlético con un balón largo al área que no llegó a rematar Sonia y acabó atajando Paños. Justo en esa acción, Sonia, una de las máximas exponentes del Atlético no podía continuar y pedía el cambio. Se rompía la vallecana y se iba a perder el final de la prórroga, entrando en su lugar Esther. El final de la prórroga llegaba a Mérida y las reservas al mínimo hacían de los dos equipos no poder más. En el momento crítico, Lola Gallardo erró en la salida del balón y Lieke Martens, sola en el área, remató fuera un centro lateral. El Barcelona estaba acabando mejor y el Atlético aguantaba con el apoyo constante de los suyos desde la grada.En el 122′ de partido, con el añadido, Mariona aprovechaba el cansancio rojiblanco y tras un centro lateral empujaba el balón ante el que nada pudo hacer Lola Gallardo. El sueño se acababa en el último minuto cuando la tanda de penaltis parecía llegar a Mérida.

Dura derrota para un Atlético de Madrid Femenino que fue mejor durante los noventa minutos y que, en la última jugada de la prórroga el Barcelona se impuso. Un gol ante el que nada pudo hacer el cuadro de Villacampa que, pese a ello, ha hecho historia con un auténtico partidazo. Honor para el conjunto colchonero.

¡Comparte tu Afición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *