Contracrónica: “Bienvenidos a la élite”

El resultado en la ida frente al PSV fue de empate a cero. Muchos en redes claman al cielo por el mejorable juego del equipo y por su falta de gol. Bendita exigencia, lamentable memoria. Como si el Atleti tuviera un presupuesto que le permitiera fichar jugadores 50, 60 o 70 millones se le exige que gane siempre, que golee, y que además juegue bien. Ser exigente no implica ser utópico, soñar con cotas mayores no debe impedirnos ser realistas. Si hace 5 años hubiesen dicho a cualquier colchonero de a pie que jugarían 3 años seguidos octavos de Champions y que en el tercer año acabarían un empate en la ida y todo por decidir en la vuelta cualquiera de ellos habría dicho: cuando se te pase el pedo hablamos.

b2 (5)

Foto: clubatleticodemadrid.com

Todo esto es consecuencia de una realidad: el Atleti está en la élite. El aficionado se ha acostumbrado al vida de nuevo rico con mucha rapidez, creyéndose una gran mentira: que lo son de verdad y que no ha costado trabajo. Llegar a la élite fue difícil, mantenerse está siendo una tarea titánica. El equipo no acertó con el gol que fichó en verano y ahora acusa el error. No es grave, ni impide que el equipo pueda conseguir sus objetivos mínimos. El equipo sigue en la pelea por la segunda plaza de la Liga, y quedan 90 minutos en el Calderón para volver a estar entre los ocho mejores equipos del continente. Soñar está permitido, exigir es una obligación, tener los pies en el suelo debería ser algo natural y automático.

El equipo sufre con la falta de un goleador y para colmo el juego del equipo no termina de ser el de temporadas atrás. Hay que asumir que el Cholo está construyendo un proyecto, en el que ha tenido dificultades desde el primer momento con las lesiones, y que ahora tiene a jugadores que atraviesan un mal momento como Griezmann o Koke. Estos dos son indispensables para que el Atleti carbure, pero las bajas del equipo les están obligando a jugar fuera de lugar, a asumir responsabilidades que no les tocan. Están mal, sí, pero las circunstancias no les acompañan.

Muchos aficionados exigen llegar a la final de la Champions, ganar la Liga,  y jugar bien siempre. Bueno, eso no va a ser tan sencillo. Bienvenidos a la élite.

¡Comparte tu Afición!

0 comentarios de “Contracrónica: “Bienvenidos a la élite”

  1. Pingback: Contracrónica: “Bienvenidos a la élite” | Ocurrencias y referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *